Desactivada una bomba casera en la Catedral de la Almudena

Desactivada una bomba casera en la Catedral de la Almudena

Se desconoce la autoría
El artefacto, de fabricación casera, llevaba 200 gramos de pólvora y cerca de un kilo de tornillos para multiplicar el daño
Fue descubierto por un sacerdote e inmediatamente se desalojó el templo

Fue descubierto por uno de los sacerdotes en el interior del templo.  Los Tédax han desactivado el artefacto, compuesto por un despertador, 200 gramos de pólvora, una bombona de cámping gas y cerca de un kilo de tornillos.

REDACCIÓN HO.- A las 13:20 horas, uno de los sacerdotes de la catedral madrileña, en una vuelta rutinaria por el templo, se percató de la presencia de un paquete sospechoso abandonado en un confesionario, según las últimas informaciones, aunque algunos medios hablan de que se hallaba en la sacristía y otros en los bancos del templo. Era "muy rudimentario". El sacerdote decidió desalojar el lugar de culto y avisar a la Policía.

La Jefatura Superior ha enviado a los técnicos en desactivación de explosivos (TEDAX), que han comprobado que efectivamente se trataba de un artefacto explosivo, compuesto por un despertador, 200 gramos de pólvora, una bombona de cámping gas y cerca de un kilo de tornillos.

Los agentes la han desactivado y la han trasladado a la Brigada Provincial de información, en Moratalaz, para analizarla. De momento se desconoce quién la ha fabricado y colocado en el templo. Las fuerzas de seguridad han acordonado el perímetro de la catedral por precaución.