Francia: ciudadanos y oposición plantan batalla a la desnaturalización del matrimonio

Francia: ciudadanos y oposición plantan batalla a la desnaturalización del matrimonio

La mayoría de izquierdas aprueba el artículo que define el proyecto antifamilia de Hollande
La oposición planta batalla con más de 5 mil enmiendas y 3 mociones de procedimiento, incluida la que reclama un referéndum
Los ciudadanos siguen manifestándose, incansables, por toda Francia frente al proyecto: por el matrimonio y la infancia

Tras la aprobación en la Asamblea Nacional del principal artículo del proyecto antifamilia de Hollande, se siguen sucediendo las multitudinarias manifestaciones ciudadanas por el matrimonio y la infancia. La oposición presenta más de 5 mil enmiendas y  tres mociones, entre ellas las que reclama un referéndum. 

REDACCIÓN HO.-  La Asamblea Nacional francesa ha adoptado, gracias a la nueva mayoría de izquierdas -la mayoría de los diputados de derecha o del centro votaron en contra-, el artículo del proyecto de ley que legaliza en Francia la equiparación del matrimonio a las uniones homosexuales, un polémico tema que dio lugar en este país a multitudinarias manifestaciones de detractores del que es un proyecto y promesa electoral del presidente socialista, François Hollande. Por 249 votos a favor contra 97, los diputados adoptaron el artículo 1 del texto, el más importante de todos, que indica que "el matrimonio se contrae entre dos personas de sexo diferente o del mismo sexo". Los debates durarán todavía varios días. 

Duras negociaciones y largos debates

Los debates en la Cámara Baja del Parlamento francés durarán dos semanas y se anuncian interminables, dado que la oposición de derecha ha desplegado ya las armas que utilizará en el Parlamento: cuenta defender 5.000 enmiendas, un número excepcionalmente alto, y tres mociones de procedimiento, una de las cuales para reclamar un referéndum sobre el tema "El Gobierno ha optado por una decisión que no deseamos", ha señalado el diputado de la UMP (derecha) Philippe Gosselin. Las posiciones son conocidas y tajantes: un niño necesita un padre y una madre. 

El presidente de la comisión de leyes de la Asamblea Nacional, el socialista Jean-Jacques Urvoas, espera un agotamiento de esta oposición parlamentaria. "Para hacer obstrucción, se necesitan obstructores. Ellos no tienen las tropas necesarias", dijo al respecto. Para ser aplicada, la ley tiene que ser votada por la Asamblea y por el Senado, donde, como en la Cámara Baja, la izquierda es mayoritaria.

Las manifestaciones de rechazo cívico no cesan por todo el país

Pero la realidad es que una fuerte e incansable mayoría ciudadana se está manifestando en contra del proyecto de ley, consciente de que la familia no puede ser redefinida por la ingeniería social. Unas 90 manifestaciones en defensa del matrimonio y contra esta desnaturalización del mismo estaban convocadas este sábado por toda Francia.  El martes de madrugada, opositores al proyecto de ley desplegaron en los puentes de París banderolas con lemas "un padre y una madre, es elemental" o "todos nacidos de un hombre y una mujer".  Según una encuesta del instituto Ifop publicado el sábado, la opinión está dividida con respecto a este tema, sobre todo en lo referente a la adopción (49% a favor, 51% en contra). Otros sondeos, como el realizado por Le Parisien, indican como,  por primera vez en diez años, desciende el apoyo a la equiparación del matrimonio con las uniones homosexuales.

Defiende lo innegociable: Yo no lo llamaré matrimonio