Los abortistas se inventan la 'causal salud' para promover la muerte prenatal

Los abortistas se inventan la 'causal salud' para promover la muerte prenatal

El uso de la 'causal salud' ha provocado un disparo en el número de abortos legales

Dicen que la 'causal salud' existe "cuando hay un riesgo para el bienestar de la mujer" y "es suficiente que el embarazo sea no deseado para que exista un riesgo".

REDACCIÓN HO / C-Fam.- Los defensores del aborto legal en toda circunstancia siguen exponiendo su teoría en relación con la reducción de la mortalidad materna, pese a que cada vez existen más pruebas que demuestran que se han logrado mejoras drásticas en la salud materna en todo el mundo sin la liberalización de las leyes que lo limitan. En la edición de noviembre de la revista británica Reproductive Health Matters, un informe de América Latina y otro del sudeste asiático ilustran esta situación y ponen de manifiesto la frustración de agrupaciones proabortistas que buscan sacar provecho de una crisis en disminución.

El primer artículo analiza el uso de la 'causal salud' como mecanismo para que las mujeres accedan a abortos en países latinoamericanos, muchos de los cuales cuentan con leyes restrictivas al respecto. En los resultados de una encuesta cualitativa realizada por la agrupación colombiana proabortista La Mesa se cita las palabras de un epidemiólogo que recalca que "de ningún modo en absoluto se debería esperar a que ocurran daños. La causal salud debería considerarse cuando hay un riesgo para el bienestar de la mujer, sea este físico, mental o social". Un obstetra argentino añade: "es suficiente que el embarazo sea no deseado para que exista un riesgo". De este modo, quienes buscan despenalizar el aborto en Latinoamérica esgrimen un argumento en nombre de la salud materna dentro del marco del aborto irrestricto y a petición.

Ciencia: El mayor acceso al aborto no disminuye la mortalidad materna

El uso de la 'causal salud' ha provocado un disparo en el número de abortos legales, según información de dos estudios colombianos, que demuestran un aumento en más de quinientas veces en el total de abortos legales entre 2006 y 2011, donde más del 98 por ciento del total de 2011 se atribuye al riesgo a la salud o a la vida. Sin embargo, la autora del artículo no ofrece pruebas de que la enorme expansión de la 'causal salud' haya conducido a mejora cuantificable alguna para la salud de la mujer.

Por su parte, un informe de Sri Lanka lamenta el hecho de que se haya pospuesto por tiempo indeterminado el registro del misoprostol (droga que induce el aborto) en el ente regulador de fármacos nacional. Aunque señala que otros países del sur de Asia como Nepal e India liberalizaron sus leyes de aborto invocando en parte el argumento de la salud materna, la autora afirma que "es poco probable que estos motivos inviertan la campaña en Sri Lanka, donde se han atribuido impactantes logros en salud materna a la provisión de asistencia médica gratuita, infraestructuras de salud muy avanzadas, educación gratuita y otras medidas de bienestar social".

El misoprostol fue incorporado de forma polémica al listado de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud para el tratamiento de las hemorragias posparto en lugares donde la oxitocina (droga de preferencia) no se encuentra disponible. Sin embargo, muchos planificadores de políticas de salud de Sri Lanka mencionan la amplia disponibilidad de oxitocina en su país como un motivo que justifica el hecho de que no sea urgente registrar el misoprostol. La autora del informe admite: "la automedicación con misoprostol para inducir el aborto dista de ser ideal". No obstante, las agrupaciones proabortistas habitualmente promueven la automedicación con esta droga para inducir el aborto en países donde la práctica es ilegal.

Como demuestran ambos informes, la táctica de impulsar el acceso al aborto legal como forma de proteger la vida de las mujeres se está volviendo cada vez más inverosímil, y los defensores del aborto a petición ahora se vuelcan a convertir en regla la 'causal salud'.