En Dinamarca, uno de cada seis abortos se convierten en infanticidios

En Dinamarca, uno de cada seis abortos se convierten en infanticidios

El 16 por ciento de los abortados, en los últimos 15 meses, nació vivo
Los abortistas proponen un inyección de potasio en el corazón para evitar el 'problema'

Se les deja morir fuera, un hecho tipificado como asesinato. Los abortistas proponen una inyección de potasio al corazón para quitarse el 'problema'.

REDACCIÓN HO / Hay Alternativas.- Un estudio danés ha mostrado que 1 de cada 6 bebés abortados después de las 12 semanas nacen vivos y se les deja morir, tal como sucede, con otras cifras, en Inglaterra. Esto genera un grave problema, porque una persona nacida es considerado por todos como un ser vivo, y dejarlo morir por falta de asistencia es tipificado como un asesinato. Para evitar esto, los médicos abortistas, cierran los ojos a la evidencia y proponen dar una inyección de potasio al corazón del feto para evitar el problema de que nazca vivo.

El 16 por ciento nacieron vivos, según el estudio

Durante los últimos 15 meses, los médicos del Hospital Universitario de Aarhus en Skejby han estudiado cuántos bebés nacen mostrando señales de vida después de abortos en el segundo trimestre. Las estadísticas de la segunda mayor clínica de maternidad de Dinamarca mostró que de cada 70 bebés sometidos a abortos tardíos entre agosto de 2011 y noviembre de 2012, 11 – o sea dieciséis por ciento – han nacido vivos. Anteriormente, los médicos estimaban que sólo el diez por ciento de los niños tenían aliento o mostraban otros signos de vida después de los abortos realizados entre la semana 12 y 22 de embarazo.

En Dinamarca se permite el aborto legal sin restricciones hasta la semana 12 de embarazo. Después de eso, los abortos se permiten cuando el bebé se espera que muera poco después del nacimiento debido a defectos, o si se establecen circunstancias sociales especiales para la madre, por ejemplo, si la madre es una chica muy joven. Y las madres que buscan abortos tardíos apelan al estado de permiso especial.

En Canadá, según datos oficiales en nueve años se dejó morir a quinientos bebés sobrevivientes al aborto

Recientemente también se ha conocido una noticia similar a través de las Estadísticas en Canadá que han desvelado que se ha dejado morir a casi quinientos niños sobrevivientes al aborto, en un periodo de nueve años, según datos oficiales, lo que supone un quebranto para las leyes del país que defienden la vida del niño nacido vivo.