Benedicto XVI: "Trabajan por la paz quienes defienden y promueven la vida"

Benedicto XVI: "Trabajan por la paz quienes defienden y promueven la vida"

El Papa explica que el aborto, la eutanasia y los intentos de equiparar el matrimonio a las uniones homosexuales son una herida grave a la justicia y la paz

(La paz es posible)REDACCIÓN HO.- "Quien quiere la paz no puede tolerar atentados y delitos contra la vida". "El camino para la realización del bien común y de la paz pasa ante todo por el respeto de la vida humana, considerada en sus múltiples aspectos, desde su concepción, en su desarrollo y hasta su fin natural".

"Quienes no aprecian suficientemente el valor de la vida humana y, en consecuencia, sostienen por ejemplo la liberación del aborto, tal vez no se dan cuenta que, de este modo, proponen la búsqueda de una paz ilusoria. La huida de las responsabilidades, que envilece a la persona humana, y mucho más la muerte de un ser inerme e inocente, nunca podrán traer felicidad o paz".

Un 'Belén gay' la última ocurrencia del lobby antifamilia

"También la estructura natural del matrimonio debe ser reconocida y promovida como la unión de un hombre y una mujer, frente a los intentos de equipararla desde un punto de vista jurídico con formas radicalmente distintas de unión que, en realidad, dañan y contribuyen a su desestabilización, oscureciendo su carácter particular y su papel insustituible en la sociedad".

"Estos principios no son verdades de fe, ni una mera derivación del derecho a la libertad religiosa. Están inscritos en la misma naturaleza humana, se pueden conocer por la razón, y por tanto son comunes a toda la humanidad. La acción de la Iglesia al promoverlos no tiene un carácter confesional, sino que se dirige a todas las personas, prescindiendo de su afiliación religiosa. Esta acción se hace tanto más necesaria cuanto más se niegan o no se comprenden estos principios, lo que es una ofensa a la verdad de la persona humana, una herida grave infligida a la justicia y a la paz".

Aquí puede leer el texto íntegro de "Bienaventurados los que trabajan por la paz", publicado en News.Va el pasado 14 de diciembre, y escrito por el Papa con motivo de la Próxima Jornada Mundial de la Paz que se celebrará como cada año el 1 de enero.