Ciencia: desmentidas las infladas cifras de mortalidad materna y por aborto en México

Ciencia: desmentidas las infladas cifras de mortalidad materna y por aborto en México

<a href="http://www.hazteoir.org/search/node/Elard%20Koch" style="color: #ff9900;">Dr. Koch</a>, director del <a href="http://www.dovepress.com/articles.php?article_id=11688">estudio internacional</a>: "es muy improbable que cambios en el estatus legal de

REDACCIÓN HO.- Un estudio conjunto publicado en México de investigadores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (México), de la University of West Virginia-Charleston (EEUU), de la Universidad de Chile y del Instituto de Epidemiología Molecular de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (Chile), revela que IPAS-México sobreestimó en un 35% las tasas de mortalidad materna y por aborto en las últimas dos décadas en el país. La investigación, publicada recientemente en International Journal of Women’s Health (ver documento adjunto), destaca que México presenta una disminución de la mortalidad materna entre 1957 y 2010 de 82,7%, desde 216,6 a 37,5 decesos por cada 100.000 nacidos vivos; para el periodo entre 1990 y 2010, esta disminución fue de 30,6%.

“Estos resultados contradicen directamente las cifras publicadas recientemente por investigadores del IPAS-México, quienes no sólo no detectaron un progreso significativo en la salud materna desde 1990, sino que sobreestimaron sustancialmente las tasas de muerte materna en México” señaló el Dr. Elard Koch, reconocido epidemiólogo chileno que lideró la investigación.

El grupo de investigadores:

  • Reanalizó las causas muerte materna oficiales registradas en México utilizando la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud y las cifras de nacidos vivos observados cada año.
  • Además, realizó una comparación directa de los resultados obtenidos con los estudios conducidos por IPAS-México, detectando que las discrepancias con este último se debieron a errores en el numerador y el denominador de las tasas de mortalidad, así como al uso impreciso de los códigos de muerte de la CIE.
  • “Por ejemplo, es común encontrar la agrupación de los nueve códigos asociados con muerte materna con desenlace abortivo como si todos ellos fueran resultado de aborto inducido ilegal; esto es claramente inapropiado ya que el embarazo ectópico, las pérdidas espontáneas, los productos anormales de la concepción y el aborto médico no están relacionados con el aborto ilegal.” explicó Koch.

 Las tasas de mortalidad por aborto también fueron sobreestimadas.

  • De hecho, el estudio muestra que la mortalidad por aborto inducido en México ha disminuido a tal punto que alrededor de 98% de las causas de muerte materna totales en el país dicen relación con hemorragia del parto, hipertensión y eclampsia, causas indirectas y otras condiciones patológicas no asociadas con abortos inducidos. 
  • Koch indicó que “dada la baja mortalidad por aborto observada en México y los resultados similares en el experimento natural chileno publicados en mayo de este año en PLoS ONEes muy improbable que cambios en el estatus legal del aborto puedan tener efectos significativos en la mortalidad materna.” 
  • "Por ejemplo, durante el año 2009 se produjeron 1207 muertes maternas totales en México, de las cuales solamente 25 fueron atribuibles al aborto inducido con una tasa de 0.97 por cada 100,000 nacidos vivos. En el caso de Chile, de un total de 43 muertes maternas observadas durante 2009, sólo 1 podría atribuirse al aborto inducido, con una tasa de 0,39 por 100,000 nacidos vivos", , añade el especialista.
  • El epidemiólogo agregó que “investigar con precisión cuales son las principales causas de muerte materna es fundamental para orientar una adecuada política de salud pública y distribución de recursos, los cuales siempre son limitados.”

Violencia contra la mujer embarazada

  • Un hecho que preocupó a los investigadores es que una parte de los decesos por aborto en México posiblemente estarían relacionados con la violencia contra la mujer durante el embarazo, cuya prevalencia se ha incrementado en forma alarmante en el país. 
  • Las “Encuestas de Violencia contra las Mujeres” (ENVIM) conducidas en 2003 y 2006 muestran un aumento en la prevalencia de violencia en la pareja de 9,8% a 33,3% y de violencia física durante el embarazo de 5,3% a 9,4%. 
  • Koch precisó que “es frecuente observar rotura de membranas y aborto subsiguiente en mujeres embarazadas que sufren episodios de violencia física desmedida, caídas o accidentes. Si no reciben una atención médica oportuna, estas mujeres pueden morir por complicaciones.”

Los investigadores concluyeron que la implementación de unidades obstétricas de emergencia y un acceso oportuno al cuidado de embarazos de alto riesgo, especialmente en las regiones más vulnerables, son claves para continuar reduciendo la mortalidad materna en México. “Cientos de mujeres mexicanas están muriendo por hemorragia, eclampsia y causas indirectas y esto requiere estrategias muy concretas que claramente no están relacionadas con el estatus legal del aborto” sentenció el investigador.