Médicos uruguayos recurren para defender la objeción de conciencia

Médicos uruguayos recurren para defender la objeción de conciencia

Frente a un decreto de aborto que no respeta los derechos ni los principios éticos de la profesión

REDACCIÓN HO / ACI.- Un centenar de doctores de todo Uruguay de la asociación Médicos por la Salud y la Vida presentaron este viernes 7 de diciembre un recurso contra el decreto que reglamenta la ley del aborto porque consideran que no respeta el derecho a la objeción de conciencia. El ginecólogo Ricardo Pou Ferrari explica que "fue muy autoritario, ni siquiera la Sociedad de Ginecología ni el Colegio Médico fueron consultados. Además es una ley que va en contra de los principios éticos de nuestra profesión".

En contra de los derechos fundamentales garantizados por la Constitución

El recurso señala que el decreto del aborto "pretende limitar derechos fundamentales garantizados por la Constitución", como es la "independencia de la conciencia moral y cívica de todo trabajador dependiente", establecido en el artículo 54. Agregan que la objeción de conciencia también queda excluida cuando se obliga al personal objetor a realizar el aborto, si el médico tratante entiende que atenta contra la salud de la madre.

El decreto elimina el término 'grave' y se inventa el riesgo 'bio-psico-social'

"Es de orden salvaguardar siempre la vida de la madre, pero el decreto define arbitrariamente el concepto de 'grave riesgo para la salud', eliminando el término 'grave' " e incluyendo "cualquier caso de riesgo para la salud bio-psico-social de la madre, ya sean estos graves o no", afirma el recurso. Los médicos también afirman que "el decreto contiene reiteradas ilegalidad que contradicen en forma contumaz lo dispuesto por la propia ley" y por ello "como médicos no podemos poner en práctica disposiciones dictadas por una norma inferior que a nuestro entender van en claro contrasentido de lo dispuesto por una norma superior".

El cometido del equipo asesor se convierte en un mero preámbulo al aborto

Sostienen que aunque el equipo interdisciplinario debe dar a la mujer alternativas al aborto, como la posibilidad de adopción, "estos cometidos se omiten dentro de los deberes que deben cumplir los profesionales integrantes del equipo". "El decreto restringe de tal modo los cometidos de este equipo asesor, que no da lugar a que la mujer pueda recibir este tipo de asesoramiento, y convierte a la comisión en un mero preámbulo del aborto", agrega el recurso.