Los expertos piden un marco jurídico para el Homeschooling

Los expertos piden un marco jurídico para el Homeschooling

Unas 2 mil familias y 5 mil menores que apuestan hoy en día en España por educar en casa se encuentran en situación de desamparo legal

REDACCIÓN HO.- Cerca de 2.000 familias educan a unos 5.000 menores en familia; es lo que se conoce como "homeschooling": una opción educativa que defiende HO como un derecho de los padres en aras a la libertad educativa,  que sin embargo ha sido perseguida en España los tribunales y por las administraciones educativas. Frente a esto, gana adhesiones entre los expertos, como está quedando patente en el III Congreso Nacional de Educación en Familia, inaugurado ayer y que se clausura hoy.

III Congreso Nacional de Educación en Familia: defiende la libertad

El presidente del Consejo Escolar del Estado, Francisco López Rupérez, y el exdefensor del Menor de la Comunidad de Madrid Arturo Canalda se han mostrado partidarios de establecer un marco jurídico que regule la educación en el ámbito familiar, con el objetivo de acabar con la inseguridad jurídica en la que se encuentran estas familias en España y garantizar que esta práctica se realiza con las máximas garantías.

 

  • "Existe la necesidad de conciliar los derechos de los padres y de los hijos con las obligaciones de los poderes públicos", sostuvo el presidente de Consejo Escolar, órgano consultivo del Ministerio de Educación, durante su intervención en la inauguración del Congreso. A su juicio, hay que buscar una fórmula, "sin perjuicio a la garantía del derecho a la educación", para dar cabida a este sistema que, según ha recordado, "se desarrolla en otras sociedades avanzadas".
  • Canalda, ha propuesto regular el 'homeschooling' como una "vía especial", y teniendo como punto de partida el interés superior del menor. Canalda ha indicado que en esta regulación deben imperar unos "mínimos imprescindibles", como que se garantice el avance académico de estos 'alumnos' en igualdad de condiciones que el resto de escolarizados en centros; el respeto a los Derechos Humanos y a los principios constitucionales -libertad de enseñanza y derecho a la educación-; y se garantice la "socialización" de los menores educados en el ámbito del hogar.

España es junto a Alemania el país más hostil de Europa a la educación en el ámbito familiar, según indican los organizadores del Congreso, que explican que en Reino Unido cabe la posibilidad de un sistema intermedio en el que se obliga a los niños a asistir a ciertas clases, mientras que en Francia sólo se consiente para aquellos menores que tienen problemas demostrables de salud. En cambio, en Estados Unidos se permite a las familias elegir entre la enseñanza institucionalizada o en casa en los 50 estados.