Los franceses se echan a la calle en defensa del matrimonio

Los franceses se echan a la calle en defensa del matrimonio

Cientos de miles de ciudadanos por toda Francia, frente al proyecto de ley que lo equipara a las uniones homosexuales y en defensa de la familia y de la infancia

REDACCIÓN HO.-  La concentración más numerosa de las realizadas este sábado por el matrimonio, la familia y la infancia frente a al amenaza que supone el proyecto de ley impulsado por el presidente Hollande y  el primer ministro socialista, Jean-Marc Ayrault -adoptado por el Consejo de Ministros el pasado día 8-  fue la de París, donde los organizadores del colectivo "Para una humanidad sostenible" estimaron en 200.000 los asistentes, en un colorido desfile guiado por el lema "la manifestación para todos", en oposición al "matrimonio para todos" que figura en la reforma legislativa.

Personas de todas las edades, familias enteras portando muchas camisetas y balones blancos, azules y rosados, participaron en la marcha. Fuera de París, se celebraron marchas en grandes ciudades como Lyon (27.000 participantes), Rennes, Chambéry, Nantes, Montpellier, Marsella o Toulouse...  (unos 10.000).

Defiende la familia y el futuro de la sociedad. Firma: Yo no lo llamaré matrimonio


Entre los convocantes, la organización Para una humanidad sostenible,  el colectivo provida Alliance Vita, la Confederación Nacional de Asociaciones Familiares Católicas, la Federación de Asociaciones Familiares Protestantes.También el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, André Vingt-Trois, pidió secundar la convocatoria. Todos subrayaron que su mensaje era para todos, con independencia de sus creencias religiosas o ausencia de ellas. 

Apoya a Tonio Borg ante el Parlamento Europeo

Desde Virginie Merle, dejó bien claro que se trata de una cuestión de justicia que nada tiene que ver con "actitudes homófobas" que rechazan y que falsamente les atribuyen desde el lobby gay: "No se trata de impedir a los homosexuales que se quieran o que las familias homoparentales críen a sus hijos, sino de protestar contra el cambio de la estructuración de la sociedad", señaló.