Educatio Servanda urge una ley que recupere la verdadera naturaleza del matrimonio

Educatio Servanda urge una ley que recupere la verdadera naturaleza del matrimonio

Exhorta a conservar el uso ordinario del nombre: el matrimonio entre un hombre y una mujer proviene del derecho natural, del que debería emanar todo derecho

REDACCIÓN HO.- Una vez conocido el fallo del Tribunal Constitucional en contra del recurso de Inconstitucionalidad num. 6865-2005 y refrendada por lo tanto la Ley 13/2005, el Patronato de la Fundación Educatio Servanda hacer constar:

#Yonolollamarématrimonio

  • Su profundo respeto por las personas que sienten atracción por los de su mismo sexo, evitando respecto a ellas todo signo de discriminación injusta.
  • Que no es misión de esta Fundación el análisis jurídico y mucho menos político del citado fallo y por lo tanto no emite su nuestra opinión desde esos puntos de vista.
  • Que sí es por el contrario una misión específica de esta Institución Educativa velar y defender, también de manera pública, los diferentes campos donde se desenvuelve la educación de los niños y jóvenes -siendo el de la Familia el primero y fundamental y el del matrimonio el origen de la vida de estos- según nuestros principios y fines.

Por ello sostiene:

  • Que no todas las leyes humanas son legítimas. No todo lo que es legal es moralmente aceptable.
  • Que la unión conyugal entre un hombre y una mujer tiene al menos una característica que la hace sustantivamente diferente de la unión amorosa entre dos personas del mismo sexo: la capacidad de engendrar vida para la perpetuación de la especie humana.
  • Que las palabras son pre-configurativas de los conceptos que definen, es decir ayudan por sí mismas a la conformación del conocimiento y por ello no podemos definir con el mismo nombre conceptos que tienen tales diferencias entre sí sin alterar la naturaleza de ambos.
  • Que el matrimonio entre un hombre y una mujer proviene del derecho natural, del que debería emanar todo derecho. Que aun comprendiendo que las razones de carácter confesional son fundamentalmente comprensibles para aquellas personas que hayan correspondido a la llamada de Jesucristo con la respuesta de la fe, éste fue elevado a la categoría de unión sagrada por El. En este sentido, recomiendas la lectura de la instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal Española 'La verdad del amor humano'

Por todo ello, la Fundación manifiesta:

  • Su firme rechazo a la regulación civil actual de este tipo de uniones y su deseo de que en el menor tiempo posible una nueva legislación recupere la verdadera naturaleza del concepto original definido con la palabra matrimonio.
  • Que se conserve en su uso ordinario el nombre de matrimonio para referirse exclusivamente a las uniones conyugales legalmente establecidas, civiles o religiosas, entre un hombre y una mujer

Firma: Yo no lo llamaré matrimonio