Quince mil cargos públicos franceses defienden el matrimonio y la objeción

Quince mil cargos públicos franceses defienden el matrimonio y la objeción

Los alcaldes reclaman la objeción de conciencia, de aprobarse la desnaturalización del casamiento

REDACCIÓN HO / Infocatólica / La Gaceta / Le Figaro.- Las propuestas de leyes homosexuales de Hollande movilizan cada días más a la sociedad en la defensa del matrimonio natural. Quince mil cargos públicos franceses apoyan al Colectivo de los Alcaldes por la Infancia, que se moviliza contra el proyecto de ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y contra la autorización de adoptar niños. “No se nos pide nuestra opinión y somos nosotros los que tenemos que hacer el trabajo. Hay un problema”, aseguran. Pero sobre todo, quieren defender a las “personas olvidadas en este debate”: los niños. “Mi deber como alcaldesa es proteger a los más débiles, a los niños que no tendrán el derecho de tener un padre y una madre”, asegura Nicole Thomas, alcaldesa de de la localidad francesa de Bischwiller, al norte de Estrasburgo.

"Yo no lo llamaré matrimonio"

Miles de alcaldes franceses ya han firmado en provecho de su libertad de conciencia y exigen su derecho a objetar en caso de que finalmente se apruebe la ley que ataca al matrimonio y a la infancia: El matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer” y “la unión de dos hombres o dos mujeres debería ser llamado de otra manera”.

Disminuye el apoyo al 'matrimonio' homosexual en Francia

El próximo 17 de noviembre los franceses volverán a salir a la calle a reclamar su libertad de expresión, de conciencia y de religión y a defender la familia y los derechos de los niños.

Por su parte, en caso de que salga adelante la ley que pretende liquidar el concepto de matrimonio, el presidente del grupo parlamentario mayoritario en la oposición, la UMP, Christian Jacob, aseguró que derogarán la ley si llegan al poder.

¡Tú puedes defender la Familia!