"El fallo del TC introduce un elemento de incertidumbre jurídica al matrimonio"

"El fallo del TC introduce un elemento de incertidumbre jurídica al matrimonio"

Presentación del Congreso Católicos y Vida Pública: Es necesario defender la familia frente a la ideología de género y reconocer el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos

REDACCIÓN HO / EP.-  "Dentro de este nuevo compromiso social y político, ha de prestarse atención prioritaria a la familia, frente a cualquier pretensión escapista. Es necesario reconocer y garantizar a los padres el preferente derecho que les asiste para elegir el tipo de educación que han de recibir sus hijos. Es necesario defender a la familia frente a los ataques a que la somete la ideología de género, afirmarla y ensalzarla como realidad natural, soporte antropológico fundamental de la sociedad", ha indicado Rafael Ortega, director  del Congreso Católicos y Vida Pública.

Participa en la reforma educativa: son nuestros hijos, no experimentos

Ortega ha realizado estas declaraciones durante presentación del Congreso Católicos y Vida Pública que, organizado por la Fundación San Pablo CEU y la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), se celebrará en la Universidad San Pablo CEU, en Madrid, del 16 al 18 de noviembre. Hay que dar "una respuesta cristiana a la crisis" pues, según ha explicado, la fe cristiana, "desde cuya perspectiva pueden afrontarse con esperanza situaciones adversas, no permite ninguna escapada insolidaria sino que urge a un saneamiento de las estructuras del sistema". 

Ante una ley injusta y liberticida: #Yonolollamarématrimonio 

Sobre la sentencia del TC avalando la equiparación del matrimonio a las uniones homoexuales, el director general de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, Raúl Mayoral, destacó que "como ciudadano católico tengo derecho a opinar como cualquiera". Respecto a la sentencia, "no tenemos más que acatarla, pero estoyo en total desacuerdo con ella", puesto que "introduce un elemento de incertidumbre jurídica al matrimonio, que ha sido siempre entre hombre y mujer".

La equiparación del matrimonio a otras uniones es un atentado directo contra la familia

También se opuso a que las parejas gays puedan tener derecho a la adopción. "Esto no es ir en contra de los homosexuales,las uniones jurídicas son muy respetables y deben regularse de alguna forma, pero no estoy de acuerdo con el término matrimonio. Hay que hacer una distinción entre lo justo y lo legal", apuntó, señalando el caso de las legislaciones segregacionistas vigentes en los años sesenta en Estados Unidos.