Obama, auténtico plusmarquista en la imposición de la cultura de la muerte

Obama, auténtico plusmarquista en la imposición de la cultura de la muerte

<a href="http://www.lifenews.com/2010/11/07/obamaabortionrecord/">Las 241 iniciativas antivida de Obama, casi una por semana desde que adoptó la primera, al día siguiente de ser elegido</a><a href="http://www.lifenews.com/2010/11/07/obamaabortionrecord/"
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/47739-elecciones-eeuu-democratas-hacen-bandera-derecho-aborto-y-matrimonio-homosexual">Elecciones EEUU: Los demócratas hacen bandera del "derecho" al aborto</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/49084-millon-firmas-abortocero-vamos-ello">Podemos frenar las presiones antivida: un millón de firmas por #AbortoCero</a>

REDACCIÓN  HO / LIFESITENEWS.- LifeSiteNews nos ofrece un demoledor informe que evidencia la condición de Barack Obama como "el presidente de aborto". Hasta 241 medidas revelan que empeño escondía ese "Yes, we can": un trágico "Sí, podemos(imponer la cultura de la muerte)".  

Obama tuvo mucha prisa en evidenciar su afán por convertirse en el mejor embajador internacional del aborto. No habían pasado ni 24 horas desde su victoria electoral sobre John McCain, cuando el 5 de noviembre de 2008 tomó su primera decisión presidencial: designar como jefe de gabinete -con el gran poder que ello representa en una república presidencialista como la estadounidense-, a Rahm Emanuel. Tenía el mérito de potar un currículum  de once años como senador con un 100% de votaciones a favor del aborto. El día 11 de ese mismo mes, otro destacado proabortista, Tom Daschle, recibía a secretaría de Salud, pero un escándalo de ocultación fiscal evitó que se hiciera efectivo. 

Los nombramientos de los promuerte en puestos claves, copando especialmente las áreas de familia, vida, servicios sociales y mujer -no es extraño que luego traten a los provida como "terroristas"-, era un goteo constante: destacados defensores de la eutanasia, como Thomas Perrelli, el abogado del marido de Terri Schiavo (´desconectada´ y condenada a morir de hambre en 2005) como tercer fiscal del Departamento de Justicia; o los muchos nombres aportados por la Emily´s List, poderoso lobby proabortista que sólo apoya a políticos que defienden las subvenciones públicas para abortos y que se apoya el aborto por nacimiento parcial, uno de los caballos de batalla del expresidente George W. Bush.

Obama, al que apoya en campaña la multinacional abortista Planned Parenthood, se ha mostrado en reiteradas ocasiones partidario del aborto en sus formas más crueles: en las cuatro ocasiones en las que pudo hacerlo, votó frente a la atención sanitaria a los fetos que sobreviven al aborto. Desde noviembre de 2008 hasta octubre de 2012, suma hasta 241 iniciativas al servicio a la cultura de la muerte, incluida la obligación, con su reforma sanitaria, de que las instituciones públicas paguen abortos o, su liberticida "Obamacare', su mandato a través de su secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, para que los empleadores tengan que ofrecer seguros a sus empleados que incluyen anticoncepción o fármacos abortivos (atentatoria además contra la libertad religiosa). De ahí la extrema movilización de los grupos provida en EE.UU. ante unas elecciones cruciales en la defensa de los valores.