EpC sigue asombrando a Europa como ejemplo más agresivo contra la libertad educativa

EpC sigue asombrando a Europa como ejemplo más agresivo contra la libertad educativa

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/48369-ho-defiende-libertad-religiosa-en-europa-inquietante-laicismo-anticristiano">«HO defiende la libertad religiosa en Europa, ante el inquietante laicismo anticristiano»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/48347-ho-alza-su-voz-en-europa-en-defensa-libertad">HO alza su voz en Europa en defensa de la libertad</a> I<a href="http://www.hazteoir.org/files/HDIM%202012%20HazteOir.org%20statement%20-%20WS%2010.pdf"> Interve
«Más en Twitter: <a href="https://twitter.com/hazteoir">@hazteoir </a>y en <a href="http://twitter.com/albertczyk" target="_blank">@albertczyk</a> I Facebook: <a href="http://www.facebook.com/HazteOir.org">HO</a> y <a href="http://www.facebook.com/albert

REDACCIÓN HO / A. López Navarro, Varsovia (Polonia).- En la tarde detarde, Alberto Lopez-Navarro, representando a HO, participó en el 'side event' organizado por la Alliance Defending Freedom (ADF), junto a Paul Coleman y a Mattia Ferrero (fotos) sobre el tema "El estado de la libertad religiosa en Europa hoy: problemas incipientes y remedios". Esta es la crónica que nos remite:

Se trataron temas como el peligro de las leyes de 'hate speech' (discurso del odio), y su negativa influencia sobre la libertad religiosa, en el sentido de que proscribe cualquier crítica a la mentalidad dominante.

Paul Coleman, abogado de AFD -entidad internacional dedicada a la defensa de los derechos fundamentales-,  estableció un paralelismo entre las declaraciones sobre 'hate speech'  de la ONU y las de varios regímenes comunistas, en el sentido de que prácticamente todo puede ser clasificado como 'discurso de odio' si así le parece a la autoridad, sugiriendo que la libertad de expresión no debería aplicarse en estos casos. Coleman expuso también la legislación internacional en materia de educación, en especial la referida al derecho de los padres, como primeros educadores, a elegir la educación moral y religiosa que quieren para sus hijos.

Ilustró su ponencia con el caso de la EpC en España, con la que se trata de imponer una moral de Estado, y que fue de gran interés para los asistentes. Paul Coleman me solicitó que interviniera para explicar más en detalle el caso, y la batalla del movimiento de oposición a la EpC. Estaba claro que la asignatura de adoctrinamiento ideológico en España impuesta por Zapatero ha sido el intento más agresivo habido en Europa contra la libertad de conciencia, a juzgar por la opinión de los asistentes procedentes de varios países:  "El Estado no debería usurpar el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones. Obligar a los escolares a aprender valores contrarios a sus creencias es una vulneración de los derechos humanos. No corresponde al Gobierno dictar lo que las escuelas privadas y públicas deben creer ni imponer visiones enfrentadas a la religión ni promover relaciones sexuales, comportamiento homosexual o aborto entre los jóvenes", afirmaba Coleman.

Sala del encuentroUno de los asistentes -activista de una asociación pro-LGBT finlandesa- comentó que si en tal caso, nos parecía mal que se enseñase a los niños por ejemplo, la declaración de los Derechos Humanos, a lo que, con la ayuda de Mattia Ferrero, respondimos que es muy diferente el impartir conocimientos sobre ordenamiento legal y constitucional, y el obligar a los alumnos a asumir unos "valores" impuestos por el Estado. 

 El citado activista trató de interrumpir a Paul durante su exposición, pero éste le pidió muy educadamente que esperase al turno de preguntas, en el que se llegó a un diálogo constructivo: Paul expuso la tendencia que se da en EE.UU. y Canadá del 'acomodamiento razonable', con la que tanto quienes tienen unas creencias religiosas pueden exponerlas y vivirlas sin interferencia, pero quienes tienen otros puntos de vista también pueden vivir a su manera  sin obligar a los primeros a violentar su conciencia. 

Al final, se llegó a la conclusión de que los insultos y vejaciones a personas por razón de su orientación sexual no son aceptables en ningún caso, pero los creyentes tienen derecho a exponer su punto de vista sobre estos temas y a negarse a realizar acciones que van en contra de su conciencia (por ejemplo, un funcionario que se niega a celebrar un enlace entre homosexuales). El representante alemán hizo énfasis en la necesidad de más comunicación entre puntos de vista contrapuestos, actitud que en Alemania ya había permitido la resolución de algunos conflictos.

Resultó interesante también la intervención de una joven musulmana canadiense, ataviada con el chador, que veía el mismo problema con los musulmanes que veían dificultado cumplir con sus preceptos religiosos en muchos países occidentales. Fue en todo momento muy respetuosa y educada. A este respecto, añadir que varios musulmanes (durante la sesión plenaria) intervinieron en un sentido parecido, alertando de una ola de 'islamofobia' debido a los desmanes de minorías radicales, pero que la inmensa mayoría no desean más que vivir en paz.

PPE y la actitud vigilante de los padres haci EpC

Profesionales por la Ética, plataforma de ejemplar activismo en defensa de la libertad educativa y en concreto por su labor de apoyo a los padres,  fue citada por Coleman: "Gracias a su trabajo conocemos la situación en España y el caso de Educación para la Ciudadanía", manifestaba en señal de reconocimiento

Leonor Tamayo, coordinadora del Área Internacional de Profesionales por la Ética, subraya que, con la intervención de Coleman ayer en Varsovia, son ya 11 los foros internacionales en los que se ha expuesto el carácter adoctrinador de EpC, desde el Tribunal Europeo de Derechos Humanos hasta el Consejo de Europa pasando por la Agencia de Derechos Humanos de la ONU y diferentes encuentros convocados por la OSCE. "Los representantes de otros países -concluye la experta- no pueden creer que en España la educación cívica, que se imparte en Europa generalmente de forma transversal en varias materias escolares, pretenda formar la conciencia de los alumnos y moldear sus valores conforme decida el Gobierno de turno".

Tamayo recuerda que la asignatura española de EpC seguirá vigente con mucha probabilidad hasta septiembre de 2014. "Aunque la próxima reforma educativa suprima EpC, aún quedan dos promociones que serán adoctrinadas por esta polémica asignatura, desde Primaria a Bachillerato".