"El aborto sería como darle la razón a José Bretón"

"El aborto sería como darle la razón a José Bretón"

«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/47930-7-o-no-hay-mejor-motivo-que-razon-aborto-cero">El 7-O salimos a la calle: No hay mejor motivo que la razón: ¡Aborto Cero! </a>»
«<a href="http://www.arsuaga.net/2012/09/11/mis-diez-motivos-para-ir-a-la-marcha-por-la-vida-%C2%BFy-los-tuyos/">Envíanos tu motivo: deja tu mensaje aquí</a> I »«<a href="https://twitter.com/intent/tweet?source=tweetbutton&amp;text=%23MotivosporlaVida+Por
«Un 7-O sin fronteras: <a href="http://www.hazteoir.org/aborto-cero-7-O">Consulta aquí la convocatorias realizadas</a> I <a href="http://www.hazteoir.org/alerta/47930-7-o-no-hay-mejor-motivo-que-razon-aborto-cero">aquí, por orden alfabético</a> I »«<a hre

REDACCIÓN HO.- El salón de plenos del Ayuntamiento de Calahorra (La Rioja) se ha convertido en centro informativo, después de que el tratamiento de una proposición del PSOE solicitando al Ayuntamiento la adhesión a un manifiesto contra la reforma de la actual ley del aborto provocara un duro enfrentamiento entre la edil socialista Elisa Garrido, quien se encargó de defender la iniciativa, y el concejal de Servicios Sociales, Antonio Domínguez (PP).

Garrido y Domínguez continuaban la discusión tras el PlenoEl aborto sería como "darle la razón a Bretón por un aborto tardío, según ustedes", dijo Antonio Domínguez. quien hizo una defensa contundente del derecho a vivir, lo cual provocó la indignación de los socialistas. Este alegato en concreto sobre los derechos del feto motivaron las iras socialistas: Garrido aseguró haberse quedado "estupefacta" e incluso instó al edil varias veces a que pidiese disculpas. "Comparar el aborto con el asesinato de dos niños me parece demencial y es una falta de respeto ante todas las mujeres que se han visto obligadas a interrumpir un embarazo", afirmaba la encolerizada socialista, que al menos -serán los lapsus que afloran con la pasión- constataba así que el aborto no es una decisión tan libre y ligera como defienden los abortistas -"un incidente en la vida de una señora", lo definía hace unos días el imputado Morín, ese empresario que tritura "pollos y cerdos" en su clínica abierta al público ¿recuerdan?-, y que más valdría hablar de alternativas si de respetar a la mujer se tratara.  

La fuerte discusión continuó. Ante el calibre que estaba adquiriendo el rifirrafe quiso intervenir el alcalde, Javier Pagola, quien una vez más y dirigiéndose a la socialista mostró su "tristeza por tener que hablar en esta sala de algo en lo que no tenemos competencia". La polémica se prolongó luego tras el pleno,  aunque de manera más sosegada.