Aumentan un 20% en dos años las familias catalanas de 'homeschoolers'

Aumentan un 20% en dos años las familias catalanas de 'homeschoolers'

<a href="http://www.hazteoir.org/evento/45692-madrid-iii-congreso-nacional-educacion-en-familia-homeschooling">«Madrid acoge en noviembre el III Congreso Nacional de Educación en Familia (Homeschooling)»</a>

REDACCIÓN HO / EP.-  El volumen de familias catalanas que abogan por educar a sus hijos en casa en lugar de escolarizarlos ha crecido del orden de un 20% en los dos últimos años, según ha constatado el portavoz de la coordinadora Educar en Familia (EeF), Pau Boada. En declaraciones a Europa Press, Boada ha explicado que en los dos últimos años el número de socios de la asociación ha crecido en torno a un 20%, un fenómeno que atribuye al estado "bastante bajo" de la educación escolar. Según datos de la coordinadora, unas 500 familias educan a sus hijos en casa en Cataluña -unos 1.500 alumnos-, un volumen que para el global de España es de 2.000 familias -5.000 alumnos-.

Ha argumentado que "al no funcionar" en muchos casos la educación, las familias se replantean dar atención personalizada a sus hijos, así como también ha explicado que muchos padres recurren a este sistema al no encontrar ninguna escuela con líneas pedagógicas alternativas a las habituales.

Boada ha rechazado que el aumento se deba a la crisis económica, ya que para la coordinadora se trata de un modelo de vida que requiere más dedicación que la escolarización ordinaria, y pide mucho tiempo de organización y preparación de las clases, y exige pasar el día con los niños.

No obstante, ha admitido que los recortes en la enseñanza, como el aumento de alumnos por aula y la reducción de profesores en las aulas, ha motivado que algunas familias rehúsen acudir a los colegios.

"Muchos se esconden"

La coordinadora cuenta actualmente en Cataluña con unas 80 familias, aunque Boada ha asegurado que este sistema educativo está más extendido de lo que parece, ya que muchos padres "se esconden" y lo hacen sin decirlo porque no está bien resuelta su legalización.

De hecho, ha lamentado que algunas familias tengan que afrontar visitas de los servicios sociales al contar sus hijos como absentistas escolares pese a estar recibiendo una educación totalmente personalizada, ha defendido.

Por ello, entre sus peticiones a la Generalidad, está la elaboración de un registro de las familias que practican este sistema, y el avance del examen de graduado escolar para que sus hijos puedan obtener el título de ESO a los 16 años, en lugar de tener que esperar a los 18 años --edad mínima para acceder a la prueba de obtención del graduado de ESO--.

Las negociaciones con la Consejería de Enseñanza están actualmente paralizadas, aunque la Ley de Educación de Cataluña (LEC) tiene en su articulado el sistema 'homeschooler', a desplegar en un futuro.