Gran Bretaña: retirados los cargos contra los provida que mostraron la realidad del aborto

Gran Bretaña: retirados los cargos contra los provida que mostraron la realidad del aborto

Activistas de Abort 67 fueron acusados ​​de desórdenes públicos por mostrar imágenes de niños abortados en el exterior de una asesoría proabortista. Ahora esperan que acabe el acoso a la campaña, que se extiende por todo el país.

DetencionesREDACCIÓN HO.- Andrew Stephenson, jefe del grupo de la campaña provida Abort 67, declaró a LifeSiteNewscom que esperan que la decisión del magistrado del tribunal del Brighton lleve a que la campaña, que se está extendiendo por toda Inglaterra, pueda desarrollarse sin el temor constante de los participantes a sufrir el acoso policíal al que se han enfrentado hasta ahora.

"Hemos denunciado desde el principio que la policía está creando un efecto inhibitorio sobre la libertad de expresión en este país. Así que ahora esperamos que esta decisión judicial tendrá un efecto consecuente respecto a la policía".

Aunque siguen surgiendo cada vez más grupos en Gran Bretaña que quieren usar estos carteles y pancartas como altamente eficaces en su trabajo provida, las acciones de la Policía, como las que provocaron en junio de 2011 la detención del propio Stephenson y de su colega Kathryn Sloane en virtud del artículo 5 de la Ley de Orden Públicocrearon una atmósfera de inquietud.

"El problema hasta ahora residía en que era impredecible si seríamos capaces de continuar colocando nuestras pantallas o no. Ciertamente, el hecho de que nos derribaran el material y que detuvieran a las personas impedía el acceso de las personas a la información. Pero el sentido común ha prevalecido", declaraba Stephenson, en referencia al fallo judicial.

El caso ha generado mucho interés público. Cuando se rechazaron los cargos contra Kathryn Sloane​ ​el pasado viernes, la historia fue protagonista en emisiones como los informativos televisados de la BBC, que encabezó sus principales informativos con la noticia. A pesar del manifiesto sesgo de la BBC a favor del aborto, la emisora ​​hizo hincapié en la importancia del  caso como un tema de libertad de expresión, en un clima de tensión política en el que además cada vez más y más cristianos denuncian los ataques a su libertad.

Los provida dicen que las detenciones y los procedimientos judiciales ponen de relieve la necesidad de que las manifestaciones muestren de manera gráfica la auténtica naturaleza del aborto, como un vehículo eficaz para la información y educación pública, mediante fotos que muestran su cruel e irrefutable realidad. "Lo que la Fiscalía estaba tratando de probar -señala Stephenson- era algo imposible de demostrar: que una foto de un bebé abortado puede ser abusiva o insultante. Una fotografía verdadera no puede ser abusiva".

Las declaraciones vertidas en el juicio por testigos, incluso de la acusación, demuestran para este líder provida que "está ciertamente justificada nuestra razón para estar allí, dejando al descubierto el enorme malentendido que existe sobre el embarazo, y sobre lo mucho que la industria del aborto está encubriendo la realidad de esta práctica".

Es cierto que la denominada Genocide Awareness Campaign (Campaña de Concientización sobre el Genocidio Altamente organizado, GAP)  también causa controversia dentro del propio mundo provida, sobre la inconveniencia de usar pantallas con imágenes gráficas sobre el aborto. Círculos provida consideran que puede provocar un  efecto de rechazo por su fuerte contenido, y por lo tanto lo ven contraproducente. Pero los defensores de la campaña aseguran que han logrado resultados casi milagrosos mostrando la verdad del aborto de una manera que nadie puede negar.

Stephenson denuncia la falta de información que hay sobre el aborto y los intentos por ocultar la cruela práctica que representa. "Esto significa que los ciudadanos son vulnerables a las mentiras de la industria del aborto. En cierto modo, nuestro trabajo es simplemente de protección, proporcionando a las mujeres información completa sobre el aborto para que puedan tomar una decisión basada en un consentimiento verdaderamente informado".

"Creemos que el exterior de una clínica de abortos constituye exactamente el lugar adecuado para estar haciendo esto añade el joven provida-. Estamos allí porque es donde están provocando la muerte. Estamos allí para mostrar a las mujeres los hechos. Para ayudarles a tomar una decisión mejor"

LifeSiteNews.com habló también con Gregg Cunningham, un estadounidense que viajó a Gran Bretaña para testificar a favor de los activistas de Abort 67. Cunningham desarrolló la campaña de GAP a finales de 1990 y desde entonces se ha extendido a lo largo de los EE.UU., Canadá y ahora, a Gran Bretaña e Irlanda. En el curso de este trabajo, Cunningham ha enfrentado la oposición de todos los tipos imaginables. Este activista considera que  este caso en Gran Bretaña es un hito para el movimiento pro-vida.

"Me ayudó a diseñar la defensa para Abort 67, porque los EE.UU. han estado litigando este tipo de casos durante décadas. Y a pesar de que esto era sólo un Juzgado de Paz, envía un poderoso mensaje a la policía en toda Inglaterra. Si nuestra gente es arrestada. simplemente se les mostrará la prueba".

En este sentido, compara las tácticas de la industria del aborto a la del tabaco, cuando fueron confrontados con estudios que muestran los cigarrillos causa cáncer de pulmón. Al final, el litigio obligó a la industria del tabaco a liberar sus documentos, lo que demostró que estaban ocultando información. "Los paralelismos son muy fuertes. Tenemos la industria del aborto atacando los estudios que demuestran la relación que tiene por ejemplo el aborto con el cáncer de mama. Es siempre una parte importante de la estrategia de estas grandes industrias".

"El negocio del aborto está tratando de reprimir y retener  información vital de salud", denuncia Cunningham. "Es la misma táctica de todas las industrias de gran alcance. Tratan de sofocar la disidencia, aplastar a la oposición, y poner fin al debate sobre el bienestar de las mujeres. Es abusivo y manipulador. Queremos que se ponga el acento en las mujeres, con la necesidad de que se les ofrezca con información veraz".