Pakistán: Detenido un imán por falsear pruebas que culpasen a Rimsha Masih

Pakistán: Detenido un imán por falsear pruebas que culpasen a Rimsha Masih

«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/47590-rimsha-masih-asia-bibi-victimas-persecucion-religiosa-exigen-tu-compromiso">Firma: Las víctimas de la persecución religiosa exigen tu compromiso</a>»

REDACCIÓN HO / GEO.- La policía paquistaní ha detenido a un imán vinculado con el caso de Rimsha Masih la niña cristiana encarcelada por blasfemia tras presuntamente quemar hojas del Corán, informaba el canal de televisión Geo. Decretan para él, autoridad religiosa islámica, 14 días de prisión preventiva.La detención se produjo a raíz de que un testigo, Hafiz Muhammad Zubair, declarara el sábado que el imán, Khalid Jadoon, falseó pruebas contra la niña, Rimsha Masih, al añadir hojas del libro sagrado del islam a las que supuestamente había quemado la menor.

El apresamiento da un giro inesperado al caso después de que el tribunal que juzga la presunta blasfemia aplazara este sábado hasta hoy lunes el lunes una posible decisión de liberarla. Rimsha se encuentra encarcelada desde que el 18 de agosto saliera a buscar papel para usar como combustible en su hogar, y según testigos recogió por error escritos del Corán en un ejemplar del Qaida Nurani, un método para aprender a leer el libro sagrado musulmán.

Desde entonces permanece la prisión de Adiala, en Rawalpindi, pese a las protestas de grupos de derechos humanos y organizaciones religiosas moderadas contra lo irregular del asunto y los duros castigos estipulados en las leyes antiblasfemia en Pakistán. Esos grupos denuncian que las leyes antiblasfemia son con frecuencia utilizados para resolver rencillas personales y que la niña padece además una deficiencia mental que le impide ser plenamente responsable de sus actos.

El caso ha elevado la tensión entre la mayoría musulmana y la minoría cristiana en el suburbio de Mehrabadi, en Islamabad, donde vive la menor y de la que han huido cientos de familias cristianas por temor a represalias de radicales islámicos.

El encarcelamiento de Rimsha también ha desatado una oleada de críticas en el ámbito internacional, entre las que figuró la del Departamento de Estado de EE.UU., una de cuyas portavoces, Victoria Nuland, calificó los hechos de "muy inquietantes". Nuland pidió al Gobierno de Islamabad protección "no sólo para las minorías religiosas, sino también para sus mujeres y niñas", y días después el presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, anunció la apertura de una investigación oficial sobre el asunto.

El caso ha elevado la tensión entre la mayoría musulmana y la minoría cristiana en el suburbio de Mehrabadi, en la capital paquistaní, donde vive la menor y del que han huido un millar de familias cristianas por temor a represalias de radicales islámicos.

Cientos de esas familias acamparon esta semana en un parque cercano, y reclaman desde entonces al Gobierno paquistaní que les proporcione alojamiento y garantice su seguridad hasta que puedan regresar a sus hogares.

En Pakistán, país de abrumadora mayoría musulmana, viven algo más de 160 millones de personas de los que tres o cuatro millones son cristianas, y ambas comunidades mantienen una relación marcada históricamente por el recelo cuando no la hostilidad

Recursos informativos: