Se complica el caso de Rimsha Masih en Pakistán

Se complica el caso de Rimsha Masih en Pakistán

«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/47590-rimsha-masih-asia-bibi-victimas-persecucion-religiosa-exigen-tu-compromiso">Firma: Las víctimas de la persecución religiosa exigen tu compromiso</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/47627-vaticano-defiende-pequena-rimsha-masih-victima-fundamentalismo-islamico">El Vaticano defiende a la pequeña Rimsha Masih, víctima del fundamentalismo islámico</a>»

REDACCIÓN HO / FIDES / ASIA NEWS.– Se complica el caso de Rimsha Masih, la niña cristiana de 11 años discapacitada, acusada de blasfemia en Pakistán. Esta mañana, en la audiencia ante el juez Javad Abbas, de un tribunal de primer grado de Islamabad, el abogado defensor de la niña, Tahir Naveed Chaudhry, se ha encontrado con una novedad: se han presentado los abogados de la contraparte (en este caso el muchacho que había presentado la denuncia contra Rimsha firmando el First Information Report, como testigo ocular del acto blasfemo). Hasta el momento, en las audiencias anteriores, la contraparte estuvo ausente. Los abogados han presentado una objeción, cuestionando los resultados de la evaluación llevada a cabo a Rimsha por la Comisión Médica y no reconociendo el informe final. El juez ha ordenado que este informe sea evaluado por unos expertos (médicos legales y funcionarios de alto rango) del estado.

El Tribunal ha establecido una nueva audiencia para pasado mañana, 1 de septiembre,  en una sesión en la que el procedimiento exige que esté presente la acusada, una vez finalizado el periodo de prisión preventiva. Eso hará que se blinde la sala para garantizar la seguridad de Rimsha y evitar que sea atacada allí mismo, informa Asia News.

Mientras tanto, las organizaciones cristianas locales han organizado manifestaciones pidiendo su liberación, así como la solidaridad internacional contra le ley de la blasfemia en Pakistán, que mantiene en la cárcel a cientos de personas (no sólo cristianos, sino sobre todo musulmanes, en razón de su abrumadora mayoría demográfica) bajo acusaciones muchas veces no probadas y que esconden venganzas personales o intereses políticos de los grupos islamistas.

Tahir Naveed Chaudhry tras asistir a la vistaEl abogado Tahir Naveed Chaudry, mostrando cierta decepción por su parte y por parte de la familia de Rimsha, explica a Fides: “Hemos tenido por primera vez que tratar con los abogados de la otra parte; han hecho su trabajo. Ahora tenemos que esperar los resultados de esta revisión del informe de la Comisión médica, después todo estará en manos del Tribunal. Creo que el 1 de septiembre podría ser la última audiencia sobre el caso. Seguimos confiando en el éxito de los resultados”

Fuentes de Fides señalan que los abogados de la contraparte probablemente han sido financiados por grupos radicales que se oponen a la liberación de Rimsha, algunos de los cuales estaban en la sala. Además han pesado las declaraciones de Maulana Tahir Ashrafi, líder del All Pakistan Ulema Council: en los últimos días ha dicho que aquellos que han presentado falsas acusaciones contra Rimsha Masih (entre ellos el imán de la mezquita del barrio) deberían ser castigados por la ley. Así que se ha dado inicio a una batalla legal, de la que Rimsha es la víctima: como dice a Fides el abogado Chaudry “la niña está en la cárcel y está mal, está sufriendo mucho a causa de la ausencia de sus padres”. 

Peter Jacob, Secretario Ejecutivo de la Comisión Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal, comenta a Fides: “Es triste que, como en el caso de Rimsha, las falsas acusaciones de blasfemia sigan ocurriendo: se trata de una tendencia reconocida en Pakistán y que debería ser detenida. No obstante esto, hay que tener en cuenta la gran simpatía hacia Rimsha y la amplia cobertura de los medios de comunicación paquistaníes: esto confirma la sensibilidad creciente de la sociedad civil, de los medios de comunicación y también de la comunidad musulmana. En Pakistán se está dando una introspección sobre el significado y las consecuencias de esta ley. Esperamos que se introduzcan algunas garantías para detener el abuso y proteger a las víctimas inocentes. Creo que el debate en los medios de comunicación puede crear las condiciones y el terreno cultural útil para intervenir y cambiar la ley”.

Recursos informativos