"Debería ser obligatorio que vieran una ecografía de su hijo antes de abortar"

"Debería ser obligatorio que vieran una ecografía de su hijo antes de abortar"

«<a href="http://www.hazteoir.org/np/juan-cotino-recibe-expedicion-jovenes-provida-crossroads-aborto-cero">Juan Cotino recibe a la expedición de jóvenes provida Crossroads - Aborto Cero</a>»

REDACCIÓN HO / LevanteEMV.com.- El presidente de las Cortes de Valencia, Juan Cotino, ha entrado de lleno en el debate del aborto manifestando que considera que "debería ser obligatorio" que las mujeres que quieran abortar "vieran una ecografía de su hijo antes de decidir".

En un artículo en su blog titulado 'La solución es más vida', Cotino aboga por fomentar lo que considera "una cultura de más vida" y critica que en un momento en que "se ha vuelto a reabrir el debate sobre el aborto con su prohibición en los casos de malformación fetal se han escuchado de nuevo frases del tipo 'nosotras parimos, nosotras decidimos'".

El presidente de las Cortes defiende que lo importante es "crear un ambiente social favorable a la mujer embarazada" y cree que "las mujeres embarazadas deben percatarse del valor de la vida humana que llevan dentro, de que la vida de su hijo o su hija es digna de ser vivida". "El embarazo es algo bueno y positivo", sentencia.

Cotino sostiene que "es fundamental que, desde las administraciones o entidades privadas, se ayude a la mujer" y lamenta que "en estos momentos de crisis en algunos casos estas ayudas sean tan solo testimoniales". Recuerda el exconseller que en su etapa en Bienestar Social impulsó ya el programa 'Más vida' y la Ley de Protección a la Maternidad, en vigor en la Comunidad Valenciana y que considera que "parte del concepto de reconocer la vida desde el momento de la concepción, desde que un médico certifica el embarazo".

Por su contenido vital, reproducimos a continuación el artículo completo de Juan Cotino que puede leerse en su blog personal:

“La solución es más vida”

En estos días, como sucede forma periódica, se ha vuelto a reabrir el debate sobre el aborto con su prohibición en los casos de malformación fetal. Así se  han escuchado de nuevo frases del tipo “nosotras parimos, nosotras decidimos”.

En mi opinión, como así lo hice siendo conseller de Bienestar Social del Consell a través del Programa Más vida, hay que centrar la cuestión en lo realmente importante: la vida. Hay que fomentar en nuestra sociedad una cultura de más vida.

La natalidad es una necesidad para nuestro futuro como sociedad y es necesario crear un ambiente social favorable a la mujer embarazada partiendo del reconocimiento a la madre. Las mujeres embarazadas deben percatarse del valor de la vida humana que llevan dentro, de que la vida de su hijo o su hija es digna de ser vivida.

Todos los seres humanos tenemos la misma dignidad y el mismo derecho a vivir con independencia de cuál sea nuestra situación. Por eso es importante ayudar a las mujeres embarazadas a sentir que el embarazado es algo bueno y positivo. En este sentido, es fundamental que desde las administraciones o entidades privadas se ayude a la mujer pese a que en estos momentos de crisis en algunos casos estas ayudas sean tan solo testimoniales.

Con respecto a las mujeres que decidan abortar, considero que debería ser obligatorio que vieran una ecografía de su hijo antes de decidir y se les planteen diferentes opciones y alternativas eficaces para el hijo que lleva en su seno.

La ley de protección a la maternidad que está en vigor en la Comunidad Valenciana parte del concepto de reconocer la vida desde el momento de la concepción, desde el momento en que un médico certifica el embarazo. Legalmente ya se trata de una persona con todos los derechos en lo referente a ayudas en aspectos sociales, educativos, sanitarios o económicos. También se ha aprobado una ley similar en Galicia y La Rioja. Sería interesante que el Gobierno de España impulsara una iniciativa legislativa en términos similares.

La solución a estos conflictos no es el enfrentamiento dialéctico o la disputa, sino el apoyo positivo y la ayuda que se le pueda prestar a la mujer embarazada. La solución es más vida.