Argentina, a dos años de la desnaturalización del matrimonio por el kirchnerismo

Argentina, a dos años de la desnaturalización del matrimonio por el kirchnerismo

«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/46074-familia-natural-no-puede-ser-redefinida-entusiastas-ingenieria-social">“La familia no puede ser redefinida por la ingeniería social”</a>»
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/46485-amenaza-progresismo-internacional-orientacion-sexual-y-ley-internacional">«La amenaza del progresismo internacional: la orientación sexual y la ley internacional»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/492" target="_blank">"No es igual". Informe sobre el desarrollo infantil en parejas del mismo sexo</a>»
<a href="http://www.hazteoir.org/node/31694">«HO lleva el aliento español a la multitudinaria manifestación argentina en defensa del matrimonio»</a>

REDACCIÓN HO / ARGENTINOSALERTA.ORG.- El pasado sábado, 14 de julio, se cumplían dos años de la sanción de la ley de “matrimonio igualitario” con la que se pretende “igualar” lo que no es igual: el matrimonio (heterosexual) con las uniones homosexuales. No nos cansaremos de repetir que la esencia del matrimonio es la unión fiel y complementaria de un hombre y una mujer.

La ley de “matrimonio igualitario” fue sancionada de espaldas al pueblo argentino que expresó su rechazo en todas las provincias donde fue debatida por la Comisión de Legislación General del Senado. Debates que fueron precedidos por multitudinarias manifestaciones callejeras. Respecto de leyes como ésta hay que tener en cuenta que no es lo mismo legitimidad que legalidad. Esta ley ha entrado a formar parte del cuerpo legal de la Nación, es legal, pero no es legítima. Y no es legítima porque es una ley injusta, pretende igualar lo que por naturaleza no es igual.

No debemos dar lugar a un cierto acostumbramiento frente a esta ley ilegítima de “matrimonio igualitario” ni debemos dejar que se confunda a nuestros niños y jóvenes en la escuela sobre el verdadero significado del matrimonio y de la sexualidad.

Tratamiento "exprés" y "aprietes"

Cabe recordar que la ley tuvo un tratamiento “exprés”. Luego de la media sanción en Diputados, pasó a la Cámara de Senadores, donde transcurrieron tan sólo 40 días desde que el proyecto de ley se puso en el orden del día hasta que la ley fue finalmente aprobada en la madrugada del 14 de julio de 2010.

Recordemos que esta ley fue sancionada gracias a los "aprietes" del kirchnerismo que indujeron sospechosos cambios de posición de varios senadores a último momento.

Por ejemplo, cuando la presidente viajó a China, subieron al avión dos senadoras. Una de ellas, la senadora Marina Riofrio de San Juan (FpV). En San Juan fue la única provincia en la que se hizo una multitudinaria marcha mientras estaba desarrollándose la audiencia pública y se entregaron 147 mil firmas certificadas por escribano público y encuadernadas. En las fotos de los diarios se pudo ver a la senadora Marina Riofrio cargando con las firmas presentadas a la presidente de la comisión Legislación General del H. Senado de la Nación, Liliana Negre de Alonso. Pero luego se subió al avión.

Otro triste ejemplo lo dio la senadora de Santiago del Estero Ada Itúrrez (FpV) que había dicho públicamente (salió en los principales diarios) que votaba en contra del proyecto de ley. Pero finalmente también se subió al avión rumbo a China. Su marido, el intendente de Ojo del Agua, localidad de 13.394 habitantes, recibió a la semana siguiente (también salió en todos los diarios) 5 millones de pesos para que hiciera 10 cuadras de pavimento.

“¿Y a vos en qué te afecta?”

El caballito de batalla que muchos esgrimían cuando se debatía la ley era la gastada frase de “¿y a vos en qué te afecta?”. Pero recordemos que las leyes cumplen una función educativa. A dos años de la sanción de esta ley, vemos las presiones que se ejercen desde el Ministerio de Educación para que se enseñe que pueden existir “matrimonios” con dos hombres o dos mujeres. De esta forma, se violenta el derecho de los padres de educar a sus hijos según sus propias convicciones. Leyes como ésta tarde o temprano violentan también la libertad religiosa, puesto que se busca silenciar a aquellos que predican, por ejemplo, las cartas del Apóstol San Pablo a los romanos en las que trata la homosexualidad sin pelos en la lengua.

La ley de “matrimonio igualitario” no contempló la objeción de conciencia, ni individual ni institucional. En los debates previos a la sanción de la ley, el senador Pichetto tildó hipócritamente de nazis y fascistas a quienes querían incorporar la cláusula de objeción de conciencia. Sin embargo, este mismo senador, votó y defendió otras leyes que incluyen la cláusula de objeción de conciencia (leyes de salud reproductiva y de contracepción quirúrgica).

La ley 26.618 también permite la adopción, con lo cual niega a los niños el derecho a tener un padre y una madre. Abre también las puertas a las más diversas formas de manipulación de embriones, puesto que las uniones homosexuales infértiles por naturaleza necesitan recurrir a bancos de óvulos y esperma. De esta forma el niño es "cosificado", pasa a ser un objeto cuyos vínculos más esenciales (la maternidad y la paternidad) quedan a merced de los deseos subjetivos de dos personas.

Recursos relacionados