Grandes magnates tras la intentona de desnaturalizar el matrimonio en Washington

Grandes magnates tras la intentona de desnaturalizar el matrimonio en Washington

Como recordaba L. Jacobs en el WCF Madrid 2012,el lobby gay siempre ha sido derrotado en las urnas en EEUU: en las 32 consultas populares celebradas han fracasado. Lo intentarán de nuevo en Washington, en noviembre, con los dólares de Bill Gates, su sucesor en Microsoft, Nike y Starbuck.

REDACCIÓN HO / REL, por Pablo Ginés.- El intento de equiparar el matrimonio a las uniones homosexuales en Estados Unidos siempre ha sido derrotado en las urnas.  En las 32 ocasiones en que se ha votado el tema en referendos o consultas populares, los ciudadanos siempre han preferido votar por la protección del matrimonio como lo que es, la unión natural entre un hombre y una mujer.

Larry Jacobs, director ejecutivo del Congreso Mundial de las Familias (WCF) que celebró su sexta edición en Madrid del 25 al 27 de mayo pasados, recordaba este hecho durante la presentación del Congreso a la prensa: "la definición de matrimonio se ha sometido a referendum en 32 Estados norteamericanos y en todos ha ganado el matrimonio natural, y con una media de dos tercios de votos. En algunos estados como California gano por menos, y en otros, por mucho más".

Como consecuencia, añadía, "allí donde hay leyes de matrimonio del mismo sexo es siempre por imposición de jueces activistas, nunca por voto popular. Más aún, a menudo la gente en las encuestas dice estar a favor del matrimonio del mismo sexo, pero luego, cuando vota, gana el matrimonio natural". Y añadía: "Ustedes en España han vivido algo de esto con el periodo de Zapatero", refiriéndose a su imposición en 2005, sin consenso en el Congreso, en contra del voto del Senado y sin pasar por ninguna consulta popular.

Se permite el matrimonio gay en 7 estados norteamericanos: Nueva York, Connecticut, Massachusetts, New Hampshire, Vermont, Maryland y Washington. En ninguno se decidió por votación popular: lo impusieron tribunales o administraciones políticas que a menudo ni siquiera lo habían anunciado en sus programas. Por eso la batalla actual en Washington es clave para el lobby del homosexualismo político: necesitan ganar alguna vez en las urnas.

El pueblo clamó por un referendum

En Washington fue impuesto en febrero por la gobernadora Chris Gregoire. Debía entrar en vigor el 7 de junio, pero los ciudadanos actuaron antes: recogieron firmas para convocar un referéndum. Se necesitaban 120.000 firmas de votantes registrados. Lograron 240.000. Convocado el llamado "Referéndum 74", la normativa quedaba en suspenso hasta que se vote (no como en España, que una ley de constitucionalidad dudosa, con el voto en contra del senado, lleva aplicándose 7 años y donde no hay mecanismos de referendos como los americanos que permitan su suspensión por voluntad popular). 

Los dos bandos han empezado su recogida de fondos para comprar, sobre todo, anuncios de televisión. El estado de Washington es una de las zonas menos conservadoras de Estados Unidos, pero los promotores del matrimonio gay confían sobre todo en sus poderosos donantes. 

Gates y Ballmer, cien mil dólares cada uno

 Esta semana dos de ellos anunciaron su voluntad de redefinir el matrimonio, con dinero. Bill Gates, el fundador de Microsoft, y Steve Ballmer, el actual CEO de la empresa, aportaron cada uno 100.000 dólares, que se añaden al millón y medio ya recaudado por el lobby del homosexualismo político. Otras empresas que se han manifestado a favor de redefinir el matrimonio para incluir uniones del mismo sexo son la marca deportiva Nike y los cafés de lujo Starbucks.

La coalición en defensa del matrimonio natural, Preserve Marriage Washington, por el momento sólo ha recaudado 1,3 millones de dólares, la mayoría a través de comunidades religiosas de distintas denominaciones.

Washington y dos referendos más

La "batalla del estado de Washington" es especialmente importante porque hay otros dos campos de batalla a la vista:

 

  • en Maine los políticos implantaron el matrimonio gay, pero hace tres años un referendum popular lo eliminó. Ahora vuelven a convocarles a las urnas con este tema
  • en Minnesota la cuestión es más seria: hay una propuesta de cambiar la constitución estatal para prohibir el matrimonio del mismo sexo (algo que ha triunfado en muchos estados ya) y los votantes podrán decidir sobre ello.

 

El trauma homosexual de Bill Gates

En el pasado de Bill Gates, según recuerda The Christian Post, hay un trauma que consolida su alineación con el lobby gay: el suicidio de su amigo, homosexual y exitoso millonario, Ric Weiland, cofundador de Microsoft.

Weiland fue uno de los primeros cinco empleados de Microsoft. Ganó muchísimo dinero con la compañía. Pero el dinero y toda la libertad que puede comprar un homosexual rico en un país libre del siglo XXI no le protegió de la depresión, que le aquejó durante muchos años. En 2006, se suicidó. Pero antes dejó 65 millones de dólares a organizaciones del homosexualismo político. Es parte del dinero que financia los inacabables referendos en Estados Unidos, perdidos por el lobby gay, hasta ahora, uno tras otro.