Por la excelencia y el esfuerzo, frente al fracaso escolar: metas de la nueva reforma educativa

Por la excelencia y el esfuerzo, frente al fracaso escolar: metas de la nueva reforma educativa

A través de una Ley Orgánica de Mejora de la Calidad, que busca subir la medida, tras los malos indicadores de PISA. EpC desaparece de Primaria y se reduce a un curso en ESO sin contenidos "controvertidos". Los universitarios con beca que no aprueben el 50% de los créditos la deberán devolver, cambios en Secundaria y se recupera la reválida.

REDACCIÓN HO.- Los sies puntos básicos de la nueva reforma son:  Desparece EpC de Primaria y se reduce a un curso en Secundaria; requisitos más exigentes para las becas; más horas de matemáticas, ciencias, inglés y lengua;  en 3º de la ESO se elegirán las optativas; más evaluaciones externas;  enfoque hacia la futura profesión.

EpC

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte eliminará en el curso 2013-2014 la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos del currículo de Primaria y dejarla sólo en un curso de la ESO, según el plan de reformas del sistema educativo presentado el viernes en el Consejo de Ministros.

Esta es uno de los cambios que el departamento dirigido por José Ignacio Wert tiene previsto materializar en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad, tal y como ha asegurado en un encuentro con medios de comunicación este viernes para explicar las líneas generales de reforma educativa.

Para el curso que viene 2012-2013, los cambios en esta asignatura consistirán en eliminar los contenidos "controvertidos" del currículo, aunque todavía este cambio tiene que pasar por el Consejo de Ministros. La reforma, de la que este viernes se han conocido las líneas generales, inicia a partir del lunes el periodo de consulta y negociación con la comunidad educativa, con el objetivo de que pueda ser presentada en octubre y aprobada finalmente antes de fin de año.

Corresponder con trabajo las exigencias que suponen financiar las becas

Este es el objetivo por el que el Gobierno ha aprobado este viernes que los universitarios con beca que no aprueben el 50% de los créditos tendrán que devolver el importe íntegro de la ayuda. Esta es una de las principales novedades del borrador de la reforma educativa presentado por el Ejecutivo y con la que se busca "luchar contra el fracaso y el abandono escolar prematuro".

"Hasta ahora, bastaba con presentarse a un tercio de las asignaturas que se habían matriculado", ha explicado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Wert ha subrayado que, "a pesar de las circunstancias", el Gobierno mantiene "en su integridad" los importes de la convocatoria anterior en cuanto a las ayudas generales.

Eso sí, de cara al curso 2013-2014 ya se ha adelantado que aumentarán los requisitos académicos para acceder a una 'beca general', puesto que va a ser necesario que tengan una nota media de 6,5 puntos y, para renovarla, superar el 100% de los créditos en la mayoría de las carreras, excepto en Arquitectura e Ingeniería, en las que se exigirá un 85% de los créditos.

Por otro lado, y a diferencia de lo que el ejecutivo planteó en un primer momento, la nota para el acceso a las 'becas salario' -en las que además del pago de la matrícula se incluye un sueldo para que el alumno no trabaje- el próximo curso se mantiene en 5,5 puntos para los universitarios y no se eleva finalmente a 6 puntos.

Para mantenerlas en segundo curso y posteriores, en 2012-2013, será necesario haber superado un porcentaje de los créditos matriculados el curso anterior, que varía en función de la rama de conocimiento a que se adscriba el título.

Las exigencias para las enseñanzas postobligarias no universitarias, FP y Bachillerato, se limitan a la 'beca salario', ya que para la general únicamente es necesario un aprobado. De este modo, los estudiantes de primer curso de Bachillerato deberán haber obtenido una nota media de 5,5 puntos en 4º de ESO, los estudiantes de primer curso de FP de grado superior deberán haber obtenido 5,5 puntos en 2º de Bachillerato y los de 1º de FP de Grado Medio sólo deberán quedar matriculados de curso completo.

Para mantener la 'beca salario' en los segundos y posteriores cursos de las enseñanzas postobligatorias, se requerirá pasar de curso con, como máximo, una única asignatura pendiente o haber superado un número de módulos que supongan como mínimo el 85% de las horas lectivas totales, en caso de las enseñanzas de FP -de grado medio y superior-.

En el caso de los alumnos que cursen un título oficial de Máster, el decreto establece que para tener una 'beca general' en primer curso será preciso haber obtenido una nota media de 6,5 puntos en los estudios previos, exigencia que se rebaja hasta 6 cuando se trate de másteres que habilitan para el ejercicio de una profesión regulada. Para renovar la beca en el segundo curso se requiere haber obtenido las mismas calificaciones que en el primer curso.

Por otro lado, los umbrales de renta y patrimonio familiar por encima de los cuales desaparece el derecho a la percepción de becas y ayudas al estudio se mantienen respecto al curso anterior, así como también se mantiene, con carácter general, la cuantía de los componentes de las diferentes modalidades de las becas y ayudas al estudio, con algunas excepciones.

Así, se reduce la cuantía del componente de residencia y de compensatoria para los becarios de Formación Profesional que seguían cursos de 2.000 horas y se suprime el suplemento de ciudades para los becarios no universitarios con componente de residencia, que consiste en 204 euros que reciben los alumnos que cursen estudios presenciales en una población de 100.000 habitantes. 

Más horas de Matemáticas, Ciencias, Inglés y Lengua

 El Gobierno español quiere reforzar, tanto en Secundaria como en Bachillerato, las horas de Matemáticas, Ciencias, Lengua Castellana y Lengua Extranjera -fundamentalmente el inglés- en detrimento de las asignaturas optativas.

En 3º de la ESO se elegirán las optativas

El Gobierno ha señalado que el actual 4º de ESO se convertirá en uno de "iniciación", con sólo dos vías, hacia FP o Bachillerato, claramente diferenciadas, pero que tendrán "pasarelas" para los alumnos que consideren que se han equivocado en la elección inicial. De esta forma, los alumnos que lo deseen podrán adelantar de forma "tímida" el camino hacia la FP ya desde 3º de la ESO, a través de asignaturas optativas.

Más evaluaciones externas

No hay mejor modo de conocer el nivel de los alumnos que compararlos con los de fuera. Por eso, el Gobierno ha propuesto que haya evaluaciones externas al final de cada etapa, que serán diseñadas por el Gobierno en las enseñanzas mínimas y por las comunidades autónomas en la parte restante.

Enfoque hacia la futura profesión

El documento prevé que se cursen, a partir de 2º de la ESO, programas de mejora del aprendizaje y del rendimiento académico, así como de cualificación profesional, según informa el Ministerio de Educación.

"Contra el fracaso y el abandono escolar"

La vicepresidenta primera y ministra de Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado, en el anuncio de la "andadura" de la reforma educativa, que las líneas generales de la misma persiguen la "lucha contra el fracaso y abandono escolar prematuro" y que sus tasas en España se acerquen a las de la Unión Europea.

Asimismo, Sáenz de Santamaría ha subrayado la intención del Gobierno de "buscar la complicidad de todos los operadores en el ámbito de la educación -padres, profesores y alumnos-", así como "el acuerdo de todas las fuerzas políticas dentro de lo posible".

La reforma educativa será acometida por el Ejecutivo a través de una 'Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación' y el informe de este anteproyecto normativo, que modificará la Ley Orgánica de Educación (LOE), contempla adelantar a 3º de la ESO la elección del itinerario hacia la Formación Profesional o el Bachillerato mediante la combinación de asignaturas optativas y convertir 4º en el "curso de iniciación" hacia cualquiera de estos dos caminos.

Sobre este asunto, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha descartado que se vaya a dirigir hacia FP a los alumnos en función de sus notas ya desde 3º de la ESO, sino que se hará "en función de las aptitudes" que demuestren durante este curso.

En cualquier caso, tanto en la ESO como en el Bachillerato se reducirán el número de vías y de asignaturas optativas, porque, a juicio de Wert, "distraen" de las principales, y se aumentará la carga lectiva de las materias instrumentales: Matemáticas, Lengua, Ciencias e Inglés.

Asimismo, se prevé establecer por ley la realización de evaluaciones "censales, externas y nacionales" al final de cada etapa, como parte de la "cultura de la evaluación" que quiere promover el Gobierno, tal y como ha explicado el ministro.

Por lo que respecta a los centros docentes, el anteproyecto contempla medidas como potenciar el plurilingüismo, promover la especialización, dar una mayor autonomía para la gestión e impulsar el uso de las TIC y la utilización compartida de plataformas digitales por autoridades educativas, centros docentes, profesores y alumnos, así como la selección de recursos digitales de calidad.

A partir de este informe de anteproyecto "se abre un periodo de información pública y de diálogo", ya que el objetivo del Gobierno es contar con el compromiso "de toda la comunidad educativa" y lograr una reforma que "sirva como referencia para muchos años".