La nueva sentencia del TS sobre inmersión lingüística divide a los partidos catalanes

La nueva sentencia del TS sobre inmersión lingüística divide a los partidos catalanes

CiU, PSC, ICV-EUiA, ERC y SI lamentan el fallo que anula en la educación infantil el catalán como lengua vehicular  y obliga a añadir el castellano, y animan al desacato. PP y C's piden aplicarlo.

REDACCIÓN HO.- Los partidos catalanes han reaccionado divididos a la nueva sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre la inmersión lingüística, y mientras CiU, PSC, ICV-EUiA, ERC y SI han lamentado que se cuestionen el modelo educativo catalán, el PP y C's exigen que se cumpla el fallo.

 El Tribunal Supremo (TS) ha anulado este martes una serie de artículos del decreto que ordena el segundo ciclo de enseñanza Infantil -3 a 6 años- de la Consejería de Enseñanza de la Generalitat catalana, declarando nulos los artículos que definen el catalán como lengua normalmente usada como lengua vehicular en la enseñanza y añadiendo el castellano como lengua vehicular, conforme a la sentencia del Estatut del Tribunal Constitucional (TC).

En rueda de prensa en el Parlamento catalán, el portavoz de CiU en la Cámara, Jordi Turull, ha afirmado que es una "mala noticia", y ha asegurado que la inmersión lingüística es un modelo de éxito, por lo que su partido no dará ni un paso atrás con el catalán.

El líder parlamentario del PSC, Joaquim Nadal, ha afirmado que el fallo es un ataque "al corazón del Estatut", y ha instado al Govern a tomar todas las iniciativas jurídicas y legislativas necesarias para preservar la inmersión.

La portavoz de ERC, Anna Simó, ha pedido al Gobierno autonómico que no acate la sentencia porque, a su juicio, ataca el modelo educativo catalán que "ha costado 30 años construir", y considera que el TS se ha excedido en sus funciones y la Generalitat tiene que recurrir de forma inmediata el fallo.

Los republicanos creen que la sentencia responde a la voluntad de "una minoría judicial que son restos del franquismo" que quieren ganar por a vía de los tribunales lo que no ganan en las urnas.

 El secretario general y diputado de SI, Uriel Bertran, ha lamentado que el Gobierno de Rajoy y la "caverna judicial" pretenden con esta sentencia liquidar el catalán, ha pedido a la Generalitat que no la acate y ha anunciado movilizaciones de protesta.

Dar cumplimiento

El portavoz del PP en el Parlamento autonómico, Enric Millo, ha recordado al Gobierno de Mas que tiene la obligación de "dar cumplimiento" a las sentencias y que el dfallo no va en contra del catalán ni de la inmersión. Para los populares la sentencia dice una cosa tan "sencilla" como que el castellano también debe ser lengua vehicular en el enseñanza catalana.

La diputada de C's Carmen de Rivera ha celebrado que la sentencia avala las tesis que su partido lleva cinco años defendiendo, y ha exigido al Govern que cumpla con ella y garantice el "bilingüismo efectivo" en las escuelas catalanas. "Que CiU deje de ser insumisa y especialmente Rigau --la consejera de Enseñanza-- y el presidente Mas. Que cumplan con la legalidad", ha sentenciado.

La sentencia

El Tribunal Supremo ha anulado este martes artículos del decreto que ordena el segundo ciclo de enseñanza Infantil de la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat. Así, ha declarado nulos los artículos que definen el catalán como lengua normalmente usada como lengua vehicular en la enseñanza Infantil --3 a 6 años-- y añadiendo el castellano como lengua vehicular, en base a la sentencia del Estatut del Tribunal Constitucional (TC).

La sentencia del Tribunal Supremo (TS) anula los artículos 4 --en sus apartados 1,3 y 4--, 5, 10 --apartado 1-- y 14 --apartado 3--, todos ellos relacionados con la vehicularidad del catalán y la inmersión lingüística, de forma que se incluye el castellano en la misma situación.

"La confrontación del decreto no puede realizarse con el Estatuto sino con la doctrina que resulta de la sentencia del Tribunal Constitucional", asegura.

 Con esto, el tribunal avisa de que para que el decreto sea conforme a derecho deberá partir de establecer explícitamente la consideración del castellano como lengua docente y vehicular junto al catalán.

El catalán no es la única lengua

El juez alega que el fallo del Estatut no declaró estos artículos inconstitucionales si se interpretan en el sentido que se desprende de la propia sentencia, de modo que se permite utilizar el catalán normalmente como lengua vehicular "pero no como la única, sin impedir igual utilización del castellano".

De este modo, estos artículos admiten una interpretación conforme a la Constitución en el sentido que no impiden un libre y eficaz ejercicio del derecho a recibir la enseñanza en castellano como lengua vehicular, lo que justifica que estos artículos no fueran declarados inconstitucionales.

"No cabe predicar el derecho a recibir la enseñanza en sólo una de las dos lenguas cooficiales", dice la sentencia, que remarca que es constitucionalmente obligado que las dos lenguas cooficiales sean reconocidas por los poderes públicos como lenguas vehiculares.

 Además, recuerda que corresponde al Estado velar por el respeto de los derechos lingüísticos en el sistema educativo y en particular de "recibir enseñanza en la lengua oficial del Estado", por lo que el castellano no puede dejar de ser también lengua vehicular y de aprendizaje.

"Nada permite que el castellano no sea objeto de idéntico derecho ni disfrute, con la catalana, de la condición de lengua vehicular", dice, respecto al artículo 4.1.

En cuanto a la normalidad del uso del catalán, la sentencia lo vincula al carácter de lengua "usual y habitual", lo que no comporta que sea la única usada en las relaciones internas y externas de los colegios.

Los artículos 4.3 y 4.4 --que regulan el derecho de usar el catalán y no ser separados en clases y el establecimiento de métodos de inmersión--, el juez considera que para ser constitucionales deberían incluir el castellano y que los métodos de inmersión no deben suponer la exclusión del castellano.

   El artículo 10.1 --que prevé que cada centro explicite las acciones educativas para lograr la normalización del catalán--, ha sido anulado al considerar que incide en la autonomía de los centros y obliga a que incluya la mención expresa del castellano.

Alumnos extranjeros

La sentencia también anula el artículo 14.3 de dicho decreto, que prevé que los colegios dediquen una atención preferente al aprendizaje del catalán a los alumnos extranjeros que se incorporan al sistema educativo. Si bien la sentencia asegura que este artículo busca potenciar el aprendizaje del catalán atendiendo a los alumnos en desventaja, esto no debe suponer la exclusión del castellano.

"Aceptando que el centro de gravedad del sistema lo constituye el catalán, es claro que el alumno debe recibir esa dedicación preferente en lengua catalana, pero sin que se olvide que también debe iniciársele en esa edad temprana en el conocimiento del castellano", dice.

Esta sentencia estima el recurso presentado contra un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) sobre el catalán en la escuela que dictaminó a favor de la inmersión lingüística. Fuentes de la Consejería han explicado a Europa Press que están revisando la sentencia después de su publicación este mediodía.