Decepción por la Educación para la Ciudadanía de Wert

Decepción por la Educación para la Ciudadanía de Wert

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/45843-ministerio-educacion-filtra-pais-reforma-epc">El Ministerio de Educación filtra a 'El País' la reforma de EpC</a>»
«<a href="http://congresomundial.es/el-wcf-vi-madrid/programa/">WCF Madrid 2012: los padres, primeros educadores. No al adoctrinamiento ideológico. </a><a href="http://www.amiando.com/congresomundial.html">¡participa!</a>»

REDACCIÓN HO.- Las noticias publicadas en los medios de comunicación indican que la reforma de la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) anunciada por el ministro de Educación no responde a las expectativas de la sociedad ni de los padres objetores.

Para Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética, «es importante que el Gobierno haya aceptado que EpC es una asignatura adoctrinadora que tiene que ser sustituida pero todo apunta a que la reforma es claramente insuficiente.Evidentemente, es positivo que se eliminen términos que han suscitado polémica pero ese no es el problema».

«El problema de EpC-aclara Urcelay- no son unos términos aislados o la educación afectivo-emocional o de género sino su enfoque: está asignatura se propone formar la conciencia moral de los alumnos de acuerdo con la visión del Gobierno de turno, antes el del PSOE y ahora el PP. Lamentablemente, el Gobierno no ha cambiado ese enfoque sino que se ha limitado a hacer unos mínimos recortes, con lo cual la asignatura seguirá provocando problemas porque confirma que el Estado le dice a nuestros hijos cómo deben pensar y cómo debe actuar en todos los ámbitos de la vida». 

La solución, a juicio de Profesionales por la Ética, no es cambiar una moral por otra, sino limitarse a impartir Constitución,  legislación vigente, tratados internacionales o funcionamiento de las instituciones democráticas.

«Lo deseable -concluye Urcelay- es suprimir EpC e introducir el conocimiento de las leyes y las instituciones en Ciencias Sociales como de hecho ya se viene haciendo. El Gobierno del PP no puede perder esta oportunidad; será la manera de desterrar de una vez la controversia creada por esta materia escolar en las aulas».