El Gobierno británico financia esterilizaciones forzosas en India

El Gobierno británico financia esterilizaciones forzosas en India

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/23141">El derecho a vivir y los “nuevos paganos”</a>»
«<a href="http://congresomundial.es/el-wcf-vi-madrid/programa/">WCF Madrid 2012: defiende la vida y la dignidad humana,</a> <a href="http://www.amiando.com/congresomundial.html">¡participa!</a> I«<a href="http://congresomundial.es/inscripciones/" target="

REDACCIÓN HO / C-FAM, por Wendy Wright.-El gobierno británico otorgó 268 millones de dólares a las autoridades de la India para un programa por el que se esteriliza forzosamente a hombres y mujeres pobres según el periódico The Guardian. Esta noticia trasciende cuando la fundación Bill & Melinda Gates se prepara para patrocinar en colaboración con el gobierno británico una cumbre de planificación familiar en Londres el próximo mes de julio. 

Hace poco, Melinda Gates desestimó el vínculo entre los programas de anticoncepción y el control demográfico en el discurso de lanzamiento de su nueva iniciativa. Bajo el título de «Sin polémica» ("No Controversy"), su campaña intenta «modificar el diálogo mundial en torno a la planificación familiar» al descartar su asociación con el aborto, la coerción y la inmoralidad, y centrarse en el acceso universal.

Más o menos al mismo tiempo, se presentaron pruebas de esterilizaciones masivas forzosas en condiciones antihigiénicas ante la Corte Suprema de la India.

Reúnen a hombres y mujeres en campamentos rurales improvisados para esterilizarlos y dejan a muchos de ellos padeciendo dolores y con poca o ninguna atención. Algunas mujeres que fueron esterilizadas estando embarazadas tuvieron abortos espontáneos. Algunos fueron sobornados por menos de 8 dólares y un sari, y otros fueron amenazados con perder sus cartillas de racionamiento. Algunos murieron a causa de operaciones torpemente efectuadas.

Estos hombres y mujeres ignorantes desconocían el verdadero propósito de las operaciones hasta que era demasiado tarde. En una de las regiones blanco del gobierno británico, la mujer de un peón pobre, de 35 años y embarazada de mellizos, murió desangrada.

Las clínicas recibieron beneficios extra por efectuar más de 30 operaciones por día. Se pagó a trabajadores no gubernamentales por cada persona a la que convencieron de que se operara. Un cirujano que trabajó en el edificio de una escuela realizó 53 operaciones en 2 horas con personal no capacitado, sin agua corriente ni medios para limpiar el instrumental.

La «obsesión» por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas llevó a la India a instituir las esterilizaciones forzosas, según informó The Global Post en 2010. «Hay una gran prisa por fijar nuevamente objetivos desde arriba que todos deben seguir. Y eso es, de nuevo, generar problemas», denuncia A.R. Nanda, exsecretaria de Salud de la India. 

«Cuando se crea un sistema de incentivos, este privilegia una solución por sobre la otra y los alienta a tomar atajos», sostuvo Abhijit Das, director de Healthwatch Forum. «Y hemos tenido muy malas experiencias con eso en el pasado».

La esterilización es el método más común de planificación familiar empleado por el Programa de Salud Reproductiva e Infantil Fase II de la India, que comenzó en 2005 con fondos del Reino Unido.

The Guardian observó que los informes presentados por el gobierno de la India en 2006, 2007 y 2009 advertían de problemas con el programa. Sin embargo, en 2010, el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido recomendó el patrocinio continuo. Uno de los motivos clave fue hacer frente al cambio climático. La reducción del número de seres humanos disminuiría la emisión de gases de efecto invernadero. Admitió que los programas de control demográfico suponen «complejas cuestiones éticas y de derechos humanos».  

A pesar de las advertencias, el Reino Unido no puso condiciones para la subvención.

La cumbre del Reino Unido y la fundación Gates intenta conseguir «compromiso político y recursos sin precedentes... para cubrir las necesidades de planificación familiar de las mujeres de los países más pobres del mundo para 2020», señaló el Departamento de Desarrollo Internacional, organismo que financió el programa de esterilización de India.

El índice de fertilidad de la India es de 2,62. Las presiones para que se disminuya la fertilidad y para que haya familias de pocos miembros coinciden con un desequilibrio entre los sexos cada vez peor, por el cual hay más niños que niñas en el país.