DAV urge a sacar el aborto de las prestaciones de la sanidad pública

DAV urge a sacar el aborto de las prestaciones de la sanidad pública

«<a href="http://www.hazteoir.org/firma/45529-pide-ministra-sanidad-que-ahorre-dejando-costear-exterminio-seres-humanos">Pide a la ministra de Sanidad que ahorre dejando de costear el exterminio de seres humanos</a>»
«<a href="http://congresomundial.es/inscripciones/" target="_blank">Defiende la vida en el WCF Madrid 2012: Inscríbete </a>I <a href="http://congresomundial.es/patrocinadores/haz-un-donativo/" target="_blank">Haz un donativo</a>»

REDACCIÓN HO / EP.- Derecho a Vivir pide al Gobierno que modifique la llamada Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo de 2010 con carácter de "urgencia" para dejar de financiar con fondos públicos los abortos que se perpetran en España, ante el anuncio de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, de que el Sistema Nacional de Salud seguirá dándole cobertura en todos los supuestos que estén amparados legalmente.

La portavoz de Derecho a Vivir, la doctora Gádor Joya, ha señalado que eliminar la financiación pública del aborto, supondría un ahorro al Estado de "unos 57,5 millones de euros" y ha propuesto al Gobierno utilizar ese dinero para un programa de ayuda integral a la maternidad, con especial atención a los casos de "embarazos inesperados".

Además, ha indicado que el aborto "no debería dejar de financiarse sólo en el caso de los plazos, sino también en el caso de volver a un sistema de supuestos despenalizados" porque, a su juicio, si el Sistema Nacional de Salud no cubre totalmente una prótesis de cadera "mucho menos puede subvencionarse el aborto".

"A veces tenemos la sensación de que el Gobierno no quiere enfrentarse a la dura realidad. El aborto supone la muerte cruel y violenta de un ser humano. Ni cura ni previene una enfermedad, y por ello no puede ser reconocido como una prestación sanitaria", ha añadido.

Joya ha apuntado que el Gobierno "tiene que mover ficha ya" porque, según ha apuntado, cada día mueren "300 niños" y desde la toma de posesión del nuevo Gobierno, se han perdido "40.500 vidas".