HO: La participación ciudadana al servicio de los valores

HO: La participación ciudadana al servicio de los valores

«<a href="http://www.hazteoir.org/files/Entrevista%20a%20Ignacio%20Arsuaga%20en%20Sector%20Ejecutivo%20may2012.pdf">Entrevista a Ignacio Arsuaga en "Sector Ejecutivo"</a>»
«<a href="http://congresomundial.es/">HO, con las familias del mundo, defendiendo los valores: participa en el WCF Madrid 2012</a>»

REDACCIÓN HO.-  Acercar a nuestros representados con nuestros representantes, y defender los valores importantes en la vida pública, como son la vida, la familia y la libertad. Ese es el objetivo que impulsó hace diez años a Ignacio Arsuaga y a Álvaro Zulueta a crear HazteOir.org. Entrevistado en el número de este mes de mayo (nº 166) de Sector Ejecutivorevista de referencia en el sector de Economía y Empresa, nuestro presidente celebra como desde entonces, ese entusiasmo que les llevó a importar a España los mecanismos de participación ciudadana descubiertos en EE.UU., haya generado enormes éxitos ciudadanos, a través de una plataforma líder en activismo cívico, bien mediante la marca HazteOir.org, bien mediante otras creadas a partir de ella, que conforman campañas más específicas, como son Derecho a Vivir (DAV), para la defensa de la vida humana desde la fecundación hasta la muerte natural; ChequeEscolar.org, en defensa de la libertad educativa y de los padres como primeros educadores, MásLibres.org, que promueve la libertad religiosa, entre otras. "Esa es nuestra fuerza", destaca Ignacio Arsuaga.

HO llega cada vez a mayor número de personas, basada en la actuación on-line en defensa de lo innegociable. Un espacio donde la ciudadanía se hace oír, que integra ya a 5.500 socios y que moviliza, principalmente a través de nuestras alertas on-line, a 280.000 personas, pero que también ha sabido movilizar en las calles, como el medio millón de ciudadanos que se manifestaron en Madrid en la primera convocatoria de Derecho a Vivir, que ha organizado ya 87 concentraciones y manifestaciones en toda España en defensa de la vida humana y que ha marcado una nueva tendencia en las encuestas, produciendo un vuelco en muchas conciencias a favor de la vida, "lo que ha propiciado además la base para que el gobierno actual del PP se haya atrevido a proponer una nueva ley que -expresa Arsuaga- esperamos desde luego que sea mucho mejor que la actual, más garantista del derecho a la vida en nuestro país".

Valor añadido

El presidente de HO destaca precisamente ese "valor añadido" que identifica a HO, como punto de encuentro en internet entre los ciudadanos que compartimos unos valores: "tratamos de influir en el ámbito empresarial, y sobre todo político, en aquellas personas que tienen la capacidad de decisión, en los que mandan. Queremos que los políticos escuchen la voz, por ejemplo, de los que pensamos que es imprescindible que se respete la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. Queremos que las políticas respeten la familia, ya que entendemos que la familia aporta una serie de cosas que son insustituibles para la sociedad. Queremos que las leyes respeten la libertad de los padres de educar a nuestros hijos de acuerdo con nuestras convicciones y valores. Estas y otras cuestiones que están en el debate público son las que tratamos de defender desde HazteOir.org".

Una labor que se desarrolla desde la más absoluta independencia. Como recuerda Arsuaga, "HazteOir, desde luego, tiene un modelo de financiación que es muy poco común en el conjunto de lo que hoy en día son las asociaciones. Nosotros no hemos recibido ni un solo euro de la Administración Pública, pero sí que hemos conseguido que alrededor de 25.000 personas en toda España nos hagan uno o más donativos en algún momento. Nos financiamos de todas esas aportaciones voluntarias, la mayor parte de ellas, muy pequeñas, pero también hemos recibido de empresarios, a título individual, importantes sumas que nos han ayudado mucho. Cualquier persona que quiera colaborar con nosotros puede hacer un donativo o hacerse socio a través de una web específica que hemos habilitado y que es www.haztesocio.org".

Entre las principales preocupaciones de HO hoy, y por ello de nuestro activismo, Arsuaga destaca la lucha en defensa del derecho a vivir frente a la Ley del Aborto, en el afán de lograr nuestra meta de 'Aborto Cero': "Nos parecería un fracaso volver a un texto equivalente a la Ley de 1985, que, si bien es cierto era menos mala que la actual Ley Aído de 2010, no es menos cierto que permitía un coladero de abortos alegando la mala salud psíquica de la madre. Y el resultado es que se cometían, por aquel entonces, más de 100.000 abortos en toda España gracias a esa Ley. Nuestra propuesta es que el Gobierno apruebe una ley de aborto cero, que respete la libertad de todas las personas a nacer, y que proteja a los no nacidos y la maternidad de la mujer".

La batalla cívica

Como expresa Ignacio Arsuaga: "hoy en día, efectivamente, existe una guerra de ideas, donde hay dos grandes ejércitos. Uno de ellos es el de los progre-laicistas, que entienden que su proyecto cultural es el mejor. Su deseo es el de imponer el relativismo moral, echar la Religión de la vida pública, una mayor intervención del Estado, etcétera. En el otro ámbito estarían los liberal-conservadores, o los que defendemos el humanismo cristiano. Un proyecto que trata de poner al Estado en su sitio, y que éste influya menos en la vida de los ciudadanos. Es un proyecto que, además, busca apoyar a las familias y no tanto a la escuela pública, y que defiende la vida. Esto que he explicado de manera muy sencilla, en EE.UU., al menos, se vive así, aunque en España no se reconozca de manera pública; es lo que, en el fondo, hemos estado viviendo durante las dos últimas legislaturas de Rodríguez Zapatero. En España parece que el Partido Popular quiere, a veces, rehuir esa batalla cultural y pienso que es un error. Nosotros lo que tenemos que hacer por vías democráticas es defender nuestras ideas en el ámbito público. Y en eso estamos en HazteOir.org".

Comprometidos con los valores y la libertad, enfrentándose a lo políticamente correcto, es inevitable también ser centro de ataques. "Nos vamos acostumbrando -señala el presidente de HO en la entrevista-. La verdad es que las primeras críticas son las que más daño te hacen, precisamente porque uno no tiene costumbre. Es verdad que algunas han transgredido nuestro derecho al honor y hemos actuado en los tribunales con el fin de que la Justicia sea quien garantice nuestro derecho a expresarnos sin que nadie atente contra nuestros derechos más elementales. Pero la realidad es que uno va haciendo costra, y ya poco a poco, se da cuenta de que, ante las críticas, es capaz de obviarlas. Nosotros tenemos las ideas muy claras y nuestro objetivo es, desde luego, luchar por los valores en los que creemos".