Andy García explica el éxito de 'Cristiada', cuyo gran preestreno te brinda el VI WCF

Andy García explica el éxito de 'Cristiada', cuyo gran preestreno te brinda el VI WCF

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/45611-wcf-madrid-2012-exclusivo-preestreno-cristiada-canto-libertad">«WCF Madrid 2012: Exclusivo preestreno de 'Cristiada', un canto a la libertad»</a>
«<a href="http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&amp;v=GS6zxHusgz0">"Cristiada", trailer oficial</a> I «<a href="http://www.amiando.com/congresomundial.html">Inscríbete en el Congreso</a>»»

REDACCIÓN HO.-  Está a punto de llegar a las pantallas españolas pero ya ha triunfando en América. 'Cristiada', película protagonizada por el actor cubano Andy García entre otros grandes, como Peter O'Toole, Eduardo Verástegui o Eva Longoria, se estrenará en el VI Congreso Mundial de las Familias que se va a celebrar en Madrid del 25 al 27 de mayo -justo antes de la Jornada de Milán-, ante los líderes internacionales en defensa de la vida y la familia y los miles de activistas de todo el mundo que acuden al Congreso.

La película narra la gesta del pueblo mexicano en 1920 contra las políticas liberticidas del Gobierno de Calles, todo un canto a la libertad, que el WCF Madrid 2012 te ofrece en la defensa que se hace desde la familia del derecho fundamental a la libertad religiosa. Se trata de una más de las actividades extraordinarias de las que podrán disfrutar aquellos que formen parte del mayor encuentro de líderes provida y profamilia del mundo, un evento único que llega este año a Madrid, en su sexta edición, de la mano de Hazteoir.org, como organizador local.   

Este período oscuro en la historia mexicana de brutal represión del régimen de Calles contra la Iglesia Católica constituyó una de las persecuciones antirreligiosas más feroces de la historia. En 1926 había unos 4.500 sacerdotes católicos en México. A mediados de la década de 1930, menos de 340. Murieron decenas, hasta cientos de miles de personas, incluyendo muchos mártires de la fe. Nacida de esta persecución implacable, la rebelión cristera duró tres años. Los rebeldes eran conocidos como los cristeros por su grito de batalla: ¡Viva Cristo Rey!.

Andy Gracia, en CristiadaEl bloguero Stephen White, de Catholicvote.com, ha hablado con el actor de sus sentimientos hacia la película, como informa Religión Confidencial (ver aquí integra, la entrada de White). 

García interpreta al general Enrique Gorostieta, quien fue contratado por los rebeldes católicos para llevar a su resistencia armada contra el régimen virulentamente anticatólico del presidente Plutarco Elías Calles.

El éxito de la película radica, para Andy García, en que no está hecha para los católicos de la misma manera que 'La Lista de Schindler' no está hecha para judíos o 'Braveheart' para escoceses. "No tienes que ser católico para verla. No tenías que ser católico para estar allí. No tienes que ser católico para entender la importancia de la historia. Apela a todas las personas".

García espera la película contribuya a dar a conocer la increíble lucha por la libertad religiosa: "Quiero que la gente conoce la historia ... los personajes de la historia..., que se interesen en conocer más acerca lo que realmente sucedió. Es, como dice el viejo refrán, estudiamos la historia para que no tengamos que repetirlo".

García ha experimentado la presión a la Iglesia vivida en Cuba: Nacido en la isla justo antes de la revolución comunista, su familia huyó a la Florida poco después de que Castro llegara al poder. "La lucha por la libertad religiosa está íntimamente ligada a  la libertad de todos, señala García".

El personaje del general que interpreta en la película es un ejemplo perfecto: un ateo, Gorostieta creía firmemente en que valía la pena luchar por la causa de la libertad  de otros, incluyendo el luchar por la libertad de otros a creer. En esa defensa de la libertad, encuentra el camino de la fe. "Esa libertad sólo puede florecer donde hay un profundo respeto mutuo", afirma García.

El actor reconoce que la falta de libertad religiosa, "no es solo algo del pasado, es algo que está pasando hoy".  La película llega a los cines en un momento en el que México debate sobre sus propias raíces cristianas, en medio de los ataques laicistas de ciertos sectores políticos.