La Junta de Andalucía quiere excluir del 'cheque libro' los materiales de Religión

La Junta de Andalucía quiere excluir del 'cheque libro' los materiales de Religión

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/42266-lograr-estudiar-religion-calvario-desidia-ministerial">Lograr estudiar Religión, un calvario</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/41638-asignatura-religion-precio-ensenar">Religión: el precio de enseñar</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/35604-muchos-profesores-religion-tienen-miedo-denunciar-coacciones-que-sufren-en-sus-centros">Muchos docentes temen denunciar las coacciones </a> »
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43906-enraizados-valora-anuncios-wert-pero-lamenta-falta-compromiso-religion">Enraizados lamenta la falta de compromiso con Religión</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/44548-apunta-tu-hijo-clase-religion">¡Apunta a tu hijo a la clase de Religión!</a>»

REDACCIÓN HO / RELIGIÓN CONFIDENCIAL.-  La Comunidad Autónoma andaluza tiene un sistema de ayuda a la compra de libros de texto conocido como "cheque libro". Pero algunos centros educativos ya han sido informados por inspectores de Educación de que tendrán que sacar el material de la asignatura de Religión de la lista de textos subvencionados. El motivo que se esgrime es el incorporar otros materiales didácticos, puesto que la cuantía suministrada, 150 euros, no da para todos los libros de texto, informa Religión Confidencial.

Desde FECAPA, (Federación Católica de APAS de Sevilla) denuncian que esta es una más de las dificultades que se intentan poner a los padres para desmotivarlos a la hora de elegir la asignatura de Religión. Sin embargo, cerca del 80% de los padres andaluces eligen esta materia para sus hijos, año tras año. Sí se financian los libros de Educación para la Ciudadanía o los de las asignaturas alternativas a la Religión.

Otras de las trabas en esta estrategia global para disuadir a los padres son tan sutiles como colocar la asignatura en los peores horarios, horarios que incluso generen inconvenientes a los padres, o que sea especialmente difícil encontrar dónde poner la cruz a la hora de hacer la matriculación. Son constantes las quejas por que haya que "renovar" la voluntad de recibir la asignatura de Religión de año en año, y no solo en cada ciclo, toda vez que el alumno podría darse de baja de la materia cuando quisiera.