El Fiscal General se compromete a actuar “con estricta legalidad” con ETA

El Fiscal General se compromete a actuar “con estricta legalidad” con ETA

Torres-Dulce asegura que su misión es seguir al pie de la letra la ley.

REDACCIÓN HO.- Entrevista a Eduardo Torres-Dulce en La Razón. El nuevo Fiscal General del Estado insiste repetidamente en que, en materia antiterrorista como en cualquier otro asunto, la independencia y la ley serán siempre sus pautas de trabajo:

–Si usted recibiera una orden del Gobierno, ¿cómo actuaría?
–No puedo recibirla, es ilegal.
–¿Y una indicación?
–Tampoco puedo recibirla. Simplemente se prevé que el Gobierno pueda transmitir al fiscal general una preocupación por cómo se están llevando cuestiones genéricas. Pero esa comunicación no puede referirse a un proceso concreto. No obstante, no puedo pensar que el Gobierno me va a transmitir una orden ilegal. Tampoco la admitiría fuera del referido cauce.
–¿Ni en política antiterrorista?
–Al fiscal general no le vinculan en modo alguno las decisiones de esa política antiterrorista del Gobierno, que corresponden a Interior y jamás a la Fiscalía. Estamos aquí para, de una forma imparcial y respetando todos los derechos de los ciudadanos, promover la acción de la Justicia con imparcialidad y con independencia de las políticas criminales del Gobierno. 
–Entonces, ¿no es necesario mancharse la toga con el polvo del camino?
–Me va a permitir que no haga un juicio crítico sobre una frase de mi antecesor en este despacho. Lo único que puedo decir es que el Ministerio Fiscal está en el terreno estricto del cumplimiento de la Ley y no, en modo alguno, en ninguna situación de oportunidad política, que nos está absolutamente vedada por la ley y la Constitución.

–¿Si ETA abandona definitivamente las armas la Fiscalía alterará su posición en los procesos sobre terrorismo que están en curso?
–El Ministerio Fiscal sólo se puede mover por criterios de estricta legalidad. No estamos ni por encima ni por debajo ni alrededor de la ley, sino para el cumplimiento estricto de la legalidad y eso excluye la acotación de criterios de oportunidad política, social o legislativa. Mientras yo esté al frente de la Fiscalía General la Fiscalía se comportará con sujeción estricta a lo que nos ordenan las leyes.
–Si ETA anunciase su disolución ¿contempla un escenario de un indulto que excluyese los delitos de sangre?
–Eso son decisiones de ámbito legislativo en las que la Fiscalía no tiene ningún papel. En cuanto a los beneficios penitenciarios, le corresponden a la Administración penitenciaria y en los casos de terrorismo la Fiscalía General y la de la Audiencia Nacional están muy vigilantes para que esos beneficios se cumplan con sujeción a la ley y al reglamento penitenciario.
–¿La Audiencia Nacional tiene futuro ante un final de ETA? 
–Si desapareciera la violencia terrorista, cosa que deseo de todo corazón, implicaría un cambio en la Audiencia Nacional, cuyas estadísticas, y se verá en la Memoria de este año, han descendido drásticamente. Esto no implica que tenga que desaparecer necesariamente, porque al hilo de las actividades terroristas, la Audiencia se ha transformado en un órgano en el que se enjuician delitos de actividades económicas muy graves, narcotráfico, etc. No contemplo su desaparición aneja exclusivamente al problema del terrorismo.
–A raíz de las últimas idas y venidas de la Fiscalía, ¿el 11-M es un caso abierto o cerrado?
–Mi posición siempre ha girado respecto a dos ideas muy claras. Una: todos los hechos investigados, calificados y condenados del 11-M están ya resueltos judicialmente, son cosa juzgada y no pueden ser objeto de reapertura. Otra cosa son las investigaciones periodísticas que puedan hacerse. En cuanto pueda aparecer una denuncia, como ocurrió mediáticamente, mi obligación como fiscal general es abrir una investigación para constatar si es así. Eso no puede implicar la revisión del caso. Ni lo he dicho nunca ni lo puedo sostener, porque iría en contra de algo tan elemental como el principio de cosa juzgada, que es sagrado para cualquier juez o fiscal.

Para poder comentar esta noticia debes estar registrado en la comunidad HO o haber iniciado sesión.
O sea, que la "cosa mal juzgada" mal juzgada queda. Eso es una contradicción a la palabra JUSTICIA

HazteOir.org

es una comunidad de ciudadanos activos que busca promover la participación de los ciudadanos en la política

EL MOVIMIENTO HO LO FORMAN

466.702

ciudadanos activos

2.379.581