ADVCE propone la grabación de clases para erradicar el adoctrinamiento

ADVCE propone la grabación de clases para erradicar el adoctrinamiento

Así como las charlas que se impartan en los centros escolares sobre temas controvertidos, según expresa en la solicitud que ha cursado a las distintas consejerías de Educación.

REDACCIÓN HO.-  La Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza (ADVCE) se ha dirigido a las consejerías de Educación de las diferentes comunidades autónomas con la finalidad de solicitar la posibilidad de que los alumnos puedan grabar las clases de los profesores que aprovechan la palestra para adoctrinar, así como las diversas charlas que se dan en los centros escolares sobre temas controvertidos.

Como explica Jorge Calandra, presidente de ADVCE, "nuestra Asociación sabe que algunos docentes y ponentes aprovechan su posición para adoctrinar a los alumnos en su propia filosofía y estilo de vida, ninguneando a los padres e ignorando la legislación que les proporciona el derecho a que sus hijos no sean educados en contra de sus convicciones. En otras ocasiones, estos aprovechados de la palestra, dirigen ofensas contra la Religión Católica y todo lo relacionado con ella. Los hay que ridiculizan la vida consagrada de las monjas, que insultan al Papa en sus clases, que critican a los estudiantes que han asistido a colegios de educación diferenciada, o que profieren interjecciones blasfemas".

"Sin embargo -añade Calandra-, un alumno que tome la decisión de denunciar estas pueriles prácticas, se encuentra sin fundamento y con sólo la fuerza de su palabra. Ante un proceso serio de denuncia en este sentido, la palabra del alumno se ve enfrentada a la del profesor o ponente, que evidentemente negará todo aquello que le ponga en entredicho, con lo que la cosa no llegará a tener un final satisfactorio para el alumno que denuncia estos hechos". 

"Cuando suceden estas cosas, ante la sola explicación de un estudiante, se arguye que pueden existir malas interpretaciones por parte del mismo, que hay que conocer el contexto y las palabras exactas, y otras escusas que sólo buscan mantener el problema que realmente existe", continúa el presidente de ADVCE.

Por ello, en ADVCE consideran necesario encontrar una herramienta que posibilite a los estudiantes demostrar la razón que llevan cuando denuncia a un profesor o un ponente por estos motivos, y en este sentido proponen la grabación de las clases, que hoy día puede realizarse con una facilidad extrema y sin perturbar el normal desarrollo de las clases. 

"Es por ello por lo que solicitamos de las consejerías que comiencen el análisis de la conveniencia de autorizar estas grabaciones -explica Calandra-. Conocemos que el asunto es delicado, pero sabemos que, con un estudio serio de la situación, puede legislarse de forma adecuada para que no se cometan abusos de cualquier índole. Puede, por ejemplo, permitirse la grabación de una sesión lectiva con ese único fin: el de demostrar el adoctrinamiento en que incurre un profesor en un momento dado".