Obama usa falacias para imponer el aborto en su Ley de Salud

Obama usa falacias para imponer el aborto en su Ley de Salud

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/44371-eeuu-siete-estados-denuncian-imposicion-antinatalista-obama">EEUU: Siete estados denuncian la imposición antinatalista de Obama</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43735-gobierno-obama-obligara-empresas-costear-anticoncepcion-sus-empleados">El Gobierno de Obama obligará a las empresas a costear la anticoncepción de sus empleados</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43895-ee-uu-catolicos-responden-imposiciones-abortistas-obama">EE.UU.: Los católicos responden a las imposiciones abortistas de Obama</a>»

REDACCIÓN HO / EWTN.-  El médico Luis Raez, considerado uno de los 20 mejores oncólogos del mundo y autor de más de 70 libros y revistas de medicina en inglés, castellano y portugués, criticó al Gobierno de Barack Obama por usar una serie de falacias para decir que su controversial ley de salud proaborto no atenta contra la libertad religiosa en Estados Unidos.

En su artículo "El Fin de la Libertad Religiosa en los Estados Unidos", Raez se refirió al mandato de la Secretaría General de Salud de obligar a todas las instituciones, incluyendo religiosas, a proveer y facilitar servicios de contracepción y esterilización a sus empleados, conocido como el Obamacare.

"Esto es tan grave que incluso otros grupos religiosos protestantes y ortodoxos que usualmente están en favor de la contracepción, ven en esta ley un precedente terrible que va contra la libertad religiosa y bajo ese principio estas iglesias también se oponen a esta ley", indicó en el texto enviado a EWTN Noticias.

En ese sentido, denunció las falacias usadas por el Gobierno estadounidense para confundir a los opositores, como cuando dice que "las Iglesias están exoneradas de este requerimiento de ofrecer contracepción".

"Esto es falso porque para poder exonerarse las Iglesias tienen que probar que sirven y tienen trabajadores solamente de su propia fe cosa que es totalmente ridícula: ¿acaso la Iglesia Católica solo sirve a sus feligreses? ¿Qué pasa con todas las obras de caridad que se dan por ejemplo con los pobres de cualquier fe?", preguntó.

Asimismo, indicó que es falso que no se forzará a los médicos católicos a prescribir contraceptivos y abortivos, pues si en el sistema de salud se aprueba como un servicio regular el uso de contraceptivos, los médicos que no los den pueden terminar "siendo excluidos de los planes de salud ya que no prestan todos los servicios ‘fundamentales’ o ‘requeridos por la ley’".

Raez reconoció que la píldora abortiva RU486 no está cubierta por esta norma, pero advirtió que existe una propuesta de ley para considerarla como "contraceptivo de emergencia", y de aprobarse "sería automáticamente agregada a la nueva ley". "Además la RU486 no es la única píldora controversial, por ejemplo: Ulipristal (HRP 2000 o ‘Ella’) es un análogo de la RU486 y si estaría incluida dentro del mandato", añadió.

El médico también calificó de "ridículo" el argumento de la administración Obama de que con las nuevas pólizas que cubrirán anticoncepción se reducirán el número de embarazos no deseados y por tanto disminuiría los costos del sistema de salud. "Que el gobierno por lo menos muestre UN estudio donde se prueba que esta medida es efectiva para ese propósito. Además hay un riesgo aquí de tratar el embarazo como una enfermedad que debe ser prevenida a todo costo", exigió.

"¿Es que el Presidente Obama no ve lo que pasa en Europa? Las sociedades envejecen por falta de niños y tienen muchos problemas gigantescos con inmigraciones no deseadas o con falta de trabajadores jóvenes para sostener a la sociedad", advirtió.

Sin embargo, Raez dijo que esta norma de salud no extraña porque es conocida la posición del Presidente a favor del aborto. "Desde que Obama estaba en campaña electoral le prometió a ‘Parent Planhood’ que la legislación en "derechos reproductivos" (esto incluye contracepción y aborto), era parte primordial de su agenda y reforma de salud".

Finalmente, destacó que "más de 150 Obispos en los EEUU ya se han pronunciado en contra de esta ley", y exhortó a los católicos a "protestar en todos los foros posibles contra este tipo de atropellos".

"Esa es la única manera que nuestros derechos van a ser respetados y rezar para que el Presidente Obama se convierta de corazón y cambie una agenda de gobierno liberal y anti-vida por una en la que se promueva la dignidad y se respete la vida de la persona humana desde su concepción hasta su muerte natural", afirmó.