El 70,2% de los alumnos eligen cursar voluntariamente Religión Católica

El 70,2% de los alumnos eligen cursar voluntariamente Religión Católica

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/44548-apunta-tu-hijo-clase-religion">«¡Apunta a tu hijo a la clase de Religión!»</a>

REDACCIÓN HO.-  La Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha elaborado el informe anual sobre el número de alumnos que reciben formación religiosa y moral en la escuela. El 70,2% de los alumnos eligen cursar voluntariamente Religión Católica.

Si, ateniéndonos al mencionado porcentaje, extrapolamos los datos al total de las diócesis españolas, podemos afirmar que en la actualidad reciben clase de religión católica en enseñanzas no universitarias un total de 4.696.247 alumnos.

Por tipos de centros, el porcentaje de alumnos que cursan religión es de un 99,5% en la Escuela Católica; un 61,5% de media en los centros de titularidad estatal y un 69,6% en los de iniciativa social civil.

Centros estatales (61 diócesis)

2011Estatales

 

Centros de iniciativa social-entidad titular canónica (61 diócesis)

 

2011Canonica


Centros de iniciativa social-entidad titular civil (61 diócesis)

 

2011Civil


TOTALES (61 diócesis)

2011Total

 

Derecho a a la formación religiosa y moral católica en la escuela

Los obispos, en una Nota de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, se dirigen a los padres para animarles “a hacer uso del derecho que tenéis a que vuestros hijos reciban la formación religiosa y moral católica en la escuela y, en consecuencia, les inscribáis a clase de religión y moral católica o, en su caso, les motivéis para que lo hagan ellos mismos”.

Imagen de la campañaLos prelados resaltan que “esta enseñanza tiene un gran valor y es muy importante para la formación integral y cristiana de vuestros hijos, a la que os comprometisteis en su Bautismo. Como podéis ver en los carteles y dípticos de este año os proponemos a Jesucristo, el Camino, la Verdad y la Vida. Él es el fundamento de las virtudes y de los valores cristianos que hacen posible la formación plena y armónica del alumno. Él es guía y luz en el caminar hacia el bien, la verdad y el amor. Su Persona, su Palabra, su ejemplo y su amor gratuito hacen posible un crecimiento armónico. Sólo Jesucristo puede saciar la sed de verdad y de amor que surge en el ser de niños y jóvenes”.

Recuerdan, además, que “es un derecho fundamental de los padres, reconocido por la Constitución española en el artículo 27.3, que sus hijos reciban la enseñanza religiosa y moral católica, siguiendo sus propias convicciones religiosas. El Estado debe garantizar la formación religiosa y moral de los hijos, si así lo manifestáis los padres. En consecuencia, todos los colegios e institutos, tanto estatales como de iniciativa social, están obligados a ofrecer esta enseñanza religiosa como una asignatura optativa para que los padres podáis ejercer vuestro derecho libremente y sin cortapisa alguna. Si no se ofreciera la clase de religión, sois los padres quienes debéis pedirla en los colegios para que se pueda optar a ella sin obstáculos administrativos u organizativos”.

Los obispos afirman que la situación actual “debe alertarnos a todos los responsables de la educación de la juventud; todos hemos de trabajar para que los niños y adolescentes no se vean privados de los conocimientos necesarios para su formación religiosa. Sabed que en la enseñanza religiosa se dan, entre otras cosas, las claves para comprender las raíces de nuestra cultura y de la propia personalidad, así como el sentido de la vida y la grandeza de la fe cristiana”.

Por último, confían “en que todos los que tienen encomendada la dirección de los colegios e institutos sean respetuosos a la hora de aplicar la legislación correspondiente al área de religión y moral católica de tal manera que los padres puedan ejercer efectivamente su derecho a la formación religiosa y moral de sus hijos. Así mismo, pedimos a todos los católicos, y en especial, a los sacerdotes y catequistas que motiven activamente a los padres a inscribir a sus hijos a la clase de religión y moral o a los alumnos a hacerlo ellos mismos, si es el caso. No olvidemos que, además de la catequesis, también la clase de religión es necesaria para el logro de una formación cristiana completa del alumno”.