La Generalidad se apoya en el TSJC para reivindicar su modelo de inmersión

La Generalidad se apoya en el TSJC para reivindicar su modelo de inmersión

El TSJC estima que sólo es obligado ofrecer enseñanza en castellano a los que lo pidan ante la Justicia. Sólo el PP y Ciudadanos salen al paso. Las familias demandantes recurrirán al TS por vulnerarse un derecho fundamental.

REDACCIÓN HO.- El polémico auto del TSJC a la que se ha llegado por mayoría estima parcialmente el recurso presentado por el gobierno catalán contra la sentencia de TS que obliga a que el catalán tenga la misma consideración que el Gobierno en la enseñanza. Según el fallo, sólo obliga a ofrecer enseñanza en castellano a los que lo pidan ante la Justicia. Convivencia Cívica Catalana (CCC) ha avanzado que recurrirá en el plazo estipulado de 10 días, 

Una resolución que para la Generalidad es definitiva a la hora de consagrar el catalán como lengua vehicular, igual que para la mayoría de grupos parlamentarios, Todos, a excepción de Ciudadanos y del PP, se han mostrado satisfechos con la sentencia, ya que creen que con esta sentencia no se toca el actual sistema de inmersoón en catalán. Por su parte, las familias denunciantes ya han anunciado que recurrirán la decisçon al Supremo, ya que se vulnera un derecho fundamental.

La consejera de Educación, Irene Rigau, señalaba al respecto que los alumnos no pueden separarse por razón de lengua. Añadía ue el auto sólo afecta a un alumno de entre las tres familias que han llegado a los tribunales: el Govern contactará con el centro donde estudia el alumno --en tercero de Secundaria-- para revisar la atención lingüística que recibe, aunque no tiene ningún problema de fracaso escolar concreto; y en cuanto a las otras dos familias, esperan su fallo.

Artur Mas declaraba lo siguiente:

"Estamos donde estábamos, quiere decir que el modelo de inmersión lingüística en catalán en la escuela se mantiene íntegramente, y que no nos moveremos; quiere decir que este es el modelo bueno en el que creemos, y que las excepeciones que se tienen  que hacer son las previstas en las leyes actuales".

"Si se tiene que afinar alguna cosa, se hará, pero el modelo en su conjunto, que es lógicamente lo que nos interesa como país, entendemos que no es necesario tocarlo porque esta sentencia no lo altera", ha concluido.

También ve avalada la inmersión todos los partidos con representación en el Parlament menos PP y C's, que piden al Tribunal Supremo (TS) que se posicione e incorpore en la escuela el trilingüismo -inglés además de catalán y castellano-.

ERC ha alertado de que la resolución abre grandes incógnitas profundas sobre el modelo, y ha instado a Rigau a dar instrucciones claras sobre qué hacer de cara al próximo curso; el PSC ha retado a Mas a decir si asume la posición del PP; ICV-EUiA ha instado al Govern y a CiU a garantizar que "el PP no lo rompa todo"; y SI ha lamentado que el TSJC deje en manos de los jueces españoles el catalán en la escuela, ha dicho.

El  auto

El pleno de la Sala Contencioso Administrativa del TSJC ha avalado el modelo por mayoría de 21 votos, pero la resolución recoge que la Generalitat debe ofrecer atención lingüística individualizada a una de las tres familias demandantes que querían clases en castellano.

Según el auto -que estima parcialmente el recurso del Gobierno de CiU-, "no se puede hacer un pronunciamiento general sobre el uso del castellano como lengua vehicular a raíz de una lectura descontextualizada y literal de una frase del fallo del Supremo" sobre la petición de estas familias.

Ahora, el TSJC deja sin efecto su resolución de septiembre de 2011, por lo que "mantiene el modelo que en la actualidad se está llevando a cabo", y que implica que las escuelas de Catalunya mantendrán el catalán como lengua vehicular de la enseñanza.

Convivencia Cívica Catalana (CCC) ha avanzado que recurrirá en el plazo estipulado de 10 días, e interpreta que la atención lingüística individualizada que reza el auto se ejecutará para las tres familias que habían reclamado y también para quienes lo hagan desde ahora vía demanda, augurando que eso sentará jurisprudencia.

La plataforma Som Escola, integrada por una treintena de entidades --sindicatos, asociaciones culturales, de profesores, de padres y de estudiantes--, ha considerado "gris" la sentencia alegando que constata líneas rojas que nadie se atreve a cruzar, pero al mismo tiempo obliga a atender a los alumnos en castellano, lo que consideran impedimento para los docentes.

El Institut d'Estudis Catalans (IEC) --academia de la lengua-- cree que la resolución "no cuestiona" la inmersión, se ha mostrado satisfecho y ha reiterado que el modelo se ha acreditado durante decenios como "fundamental e imprescindible" para la cohesión social.