La fiebre anticatólica del BNG torna a cuchufleta al evidenciar su ignorancia

La fiebre anticatólica del BNG torna a cuchufleta al evidenciar su ignorancia

«BLOGS HO: <a href="http://www.outono.net/elentir/2012/03/07/el-bng-hace-el-ridiculo-pidiendo-al-estado-acuerdos-ya-vigentes-con-otras-religiones/">El BNG hace el ridículo pidiendo al Estado acuerdos ya vigentes con otras religiones, en" Contando Estrelas
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43245-upyd-cuando-afan-laicista-desemboca-en-chirigota-nacional">«Cuando el afán laicista desemboca en chirigota nacional»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/36438-bng-da-espalda-realidad-gallega-en-su-batalla-acoso-religion-catolica">«El BNG da la espalda a la realidad gallega en su batalla de acoso a los católicos»</a>

REDACCIÓN HO / Contando Estrelas, por Elentir.- La ignorancia del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) parece no tener límites y le hace volver a sacar el tiro por la culata, provocando no más que la irrefrenable carcajada tras su nueva arremetida contra los católicos.  La formación nacionalista de ultraizquierda defenderá hoy en el Congreso una propuesta para modificar los Acuerdos firmados entre España y la Santa Sede en 1979. Según la nota de Europa Press difundida en enero, cuando el BNG presentó esta iniciativa, la formación de ultraizquierda pide al Estado “que extienda sus relaciones con el resto de confesiones religiosas que tienen presencia en España”unos acuerdos que llevan casi dos décadas en vigor.

Como señala hoy Elentir en su Blog Contando Estrelas, para más señas, los acuerdos con otras confesiones cuya existencia ignora el BNG están recogidos en las siguientes normas:

Todos estos acuerdos fueron suscritos el 28 de abril de 1992 y entraron en vigor en noviembre de ese año. Los diputados del BNG, Francisco Jorquera y Olaia Fernández Dávila, han tenido casi dos décadas para enterarse de que existen, pero ni así. Cabe preguntarse, como en otros casos, con qué autoridad se dedican a votar las leyes unos personajes que ignoran la legislación ya vigente hasta el punto de pedir cosas que ya existen.

El BNG omite la parte que no le gusta del Artículo 16 de la Constitución

Por otra parte, el BNG sostiene su petición de revisar los Acuerdos España-Santa Sede alegando que la Constitución afirma que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Ciertamente, eso es lo que dice el Artículo 16.3 en su primera frase. Pero ese artículo constitucional dice algo más que el BNG ha preferido omitir: 

“Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.” 

Es muy significativo que el BNG haya olvidado también que la única confesión religiosa mencionada expresamente por la Constitución es la católica, algo que no contradice el régimen aconfesional del Estado, sino que se limita a reconocer nuestra realidad social, histórica y cultural.

España sigue siendo social y culturalmente católica

En este sentido, el BNG asegura que “la realidad social es distinta a la de hace veinte años”. Sin embargo, el último barómetro del CIS correspondiente a enero de 2012 señala que una amplísima mayoría de los españoles, el 72%, se definen como católicos, mientras que el porcentaje de los creyentes en otras religiones es del 2,8%, el de no creyentes un 14,5% y el de ateos un 8,8%. A día de hoy, y como país culturalmente católico, en España se sigue celebrando la Navidad, la Semana Santa, las fiestas patronales de naturaleza religiosa, y sigue siendo fiesta nacional el 12 de octubre, Día de la Virgen del Pilar.

El festivo semanal, además, es el domingo, día que los cristianos dedicamos al Señor (de ahí el nombre: Dominicus Dies). Si España fuese un país social y culturalmente judío los festivos se corresponderían con el Janucá, el Rosh Hashanah, el Yom Kippur, el Sukkot y otras fiestas judías, y el día festivo semanal sería el sábado (cuando los judíos celebran el sabbat), como ocurre en Israel. Y si España fuese un país social y culturalmente islámico en vez de todo lo anterior, los festivos posiblemente serían la Ashura, el Eid al-Fitr, el Eid al-Adha, y otras celebraciones musulmanas. El festivo semanal sería el viernes, día de la adoración comunitaria en el Islam. Claro que en este último caso dudo mucho que tuviésemos una democracia como la que tenemos…

Ahora apelan a la Constitución, cuando luego defienden dictaduras

Como señala Elentir, teniendo en cuenta el apoyo del BNG a la dictadura castrista en Cuba y que las riendas de esa formación nacionalista están en manos de un partido maoísta a la vieja usanza (la UPG), si del Bloque dependiese seguramente serían festivos el 1 de enero (pero no por ser el día e Santa María como Madre de Dios, sino por ser aniversario de la implantación de la dictadura castrista en Cuba), el 23 de febrero (día del Ejército Rojo en la antigua URSS), y posiblemente en vez de la Nochebuena y la Navidad celebraríamos el 26 de diciembre (cumpleaños de Mao Tse-Tung), entre otros. Por suerte no se da el caso, algo de lo que los españoles podemos sentirnos muy aliviados, ya que en los países en los que ha sido dominante la ideología comunista que profesa el núcleo hegemónico del BNG, la democracia y la libertad religiosa han brillado por su ausencia.

En este sentido, resulta grotesco ver al BNG apelando a la misma Constitución que ampara la libertad religiosa y que hace unos meses rechazaban en un acto público los cachorros del Bloque. Cabe preguntarse si el BNG también piensa en esa Constitución cuando defiende la imposición lingüística del gallego y la exclusión del castellano, la consideración de Galicia como “nación” y otros disparates que colisionan con los preceptos constitucionales.