Anne-Isabelle Tollet: “La presión internacional, única esperanza para Asia Bibi”

Anne-Isabelle Tollet: “La presión internacional, única esperanza para Asia Bibi”

«<a href="http://www.flickr.com/photos/hazteoir/sets/72157629517864593/show/" target="_blank">Álbum de fotos</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/44511-6-marzo-se-presenta-en-madrid-libro-asia-bibi-sacadme-aqui">Hoy se presenta en la sede de AIN de Madrid el libro "Asia Bibi: '¡Sacadme de aquí!"'</a>»

REDACCIÓN HO.-  Protagonista de las Tapas HO que celebramos ayer lunes en nuestra sede de HO en Madrid, Anne-Isabelle Tollet nos describió cómo las condiciones infrahumanas en las que mantienen presa a Asia Bibi. Recluida en una celda sin ventana, sin luz natural, sin  permitirle ni siquiera salir a pasear, pero sobre todo, sin garantizarle su seguridad para evitar que la maten otras presas, algo nada infrecuente entre los condenados a muerte por no abrazar el islam.

La coautura conversa con I. ArsuagaLa periodista y coautora se unía además  al temores por la vida de Asia, reiterados por los abogados y los colectivos cívicos e internacionales en su defensa; en el caso de que fuera liberada, ante las incesantes amenazas, lo más seguro es que se viera obligada a  huir inmediatamente del país con toda su familia para evitar que les asesinaran. 

En todo caso, Anne-Isabelle Tollet  insistía en lo crucial que resulta mantener viva la movilización internacional, única forma de conseguir la libertad de Asia y de salvar su vida: los jueces el tribunal no quieren juzgarla, porque saben que un veredicto de inocencia, que es lo que corresponde, les traería represalias por parte de los fundamentalistas: temen ser asesinados o tener que huir del país. Así,"las autoridades simplemente aguardan a que esta joven madre cristiana muera en la cárcel, no quieren tocar el caso aunque sea inocente. De hecho, Asia acrece hasta de abogado local; ninguno quiere hacerse cargo de su defensa por temor a ser víctimas de los fanáticos islamistas", nos relataba la periodista.

Anne-Isabelle Tollet“Hay miles de casos como el de Asia Bibi”, nos recordaba también Tollet. “La diferencia es que se trata de la primera mujer que es condenada a muerte por la ley de la blasfemia”, señalaba ante este icono internacional en que se ha convertido Asia, en la defensa de la libertad religiosa.

La sharia se aplica con pena de muerte en otros cinco países árabes, entre ellos Arabia Saudí.