¿Tienen los institutos autorización para permitir la actividad de Dance4Life?

¿Tienen los institutos autorización para permitir la actividad de Dance4Life?

ADVCE denuncia que D4L reparte preservativos entre los estudiantes y trata de tenerlos como ayudantes a la hora de recolectar dinero para su causa, así como que usa su actividad en centros para publicitar una empresa de condones.

REDACCIÓN HO.- La Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza (ADVCE) se ha interesado por las actividades realizadas por Dance4Life (D4L) en algunos  institutos cántabros y se pregunta si éstos tienen la autorización para que agentes externos al centro intervengan en sus actividades complementarias.

La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, en las instrucciones de inicio del curso 2011-2012, indicó:

La Programación General Anual debe recoger, igualmente, las actividades, planes, proyectos o programas que vayan a ser realizados en el centro, en horario lectivo, por entidades o personas ajenas a la propia institución escolar. Para que tales actividades, planes, proyectos o programas puedan desarrollarse en los centros, es preceptiva la aprobación previa de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, a través del Servicio de Inspección de Educación.” 

Conociendo la normativa que obliga a los centros de secundaria de Cantabria a solicitar esa autorización, para que en sus actividades puedan intervenir personas ajenas a su comunidad educativa, ADVCE quiere denunciar que varios de ellos se saltan esa norma e invitan a muy diversas organizaciones, como a este grupo que trata de erradicar el SIDA con acciones de cambio basadas en el baile.  

En un correo enviado a los institutos cántabros citados en el muro de oficial de la organización D4L en FaceBook, ADVCE pregunta al equipo directivo si poseen la citada autorización. Es llamativo que ninguno de ellos nos ha respondido.

"Ciertamente, los centros escolares no tienen por qué dar explicaciones a una asociación como la nuestra -señala ADVCE-. Pero también es cierto que los institutos que llevan a cabo determinadas actuaciones, como esta tan laudable de luchar contra el SIDA (aunque no vayan por el camino correcto), deberían querer anunciarlo a toda la comunidad, con orgullo y satisfacción, y queriendo dar ejemplo a otros centros. Sin embargo, ninguno de ellos ha considerado dirigirse a nosotros".

ADVCE informará a la Consejería de Educación de este asunto. "Desde nuestra Asociación, reiteramos la absurda pretensión de D4L, que imagina que con el baile puede acabar con el SIDA, cuando reparte preservativos entre los estudiantes participantes y trata de tenerles como ayudantes a la hora de recolectar dinero para su causa, así como el uso de esta actividad para publicitar una empresa de condones", afirma la asociación.