Una estudiante lanza tiros libres mientras permanece en coma

Una estudiante lanza tiros libres mientras permanece en coma

Afectada por un tipo de meningitis que causa inflamación en el cerebro.Maggie Meieres una joven aficionada al baloncesto. Nada extraño, teniendo en cuenta que es de Estados unidos, nación en la que esta disciplina es el deporte rey, como es bien sabido. Cuando estudiaba en una escuela de Kansas, cayó enferma a causa de un tipo de meningitis, la micoplasma meningoencefalitis, que causa una inflamación en el cerebro que la llevó al coma en 2008. 

Según narra La Vanguardia, para mantener el cuerpo de la joven "en forma" durante los casi tres meses que estuvo en coma, era necesario moverla durante dos o tres horas al día. Y conociendo su pasión por el baloncesto, su familia decidió improvisar un aro frente al que la ponían sentada. 

Para asombro de todos, Maggie, aún en coma, lograba encestar "tiros libres", un estímulo lo suficiente mente fuerte para adelantarse a la recuperación de otras facultades básicas como el habla o la posibiilidad de andar. 

El caso de Maggie es uno más en la historia médica que demuestran que las personas en estado comatoso no son desechos cuyo fin inevitable es una muerte provocada con técnicas de eutanasia activa, sino que merecen de todo el cuidado posible ya que no pierden un ápice de dignidad. 

Casos como éste son ocultados de manera sistemática por quienes promueven la eutanasia bajo el dogma mentiroso de la mal llamada "muerte digna".