El OLRC pregunta a CHA por qué les molesta un crucifijo

El OLRC pregunta a CHA por qué les molesta un crucifijo

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/44360-intolerancia-laicista-vuelve-carga-retirada-crucifijos">«La intolerancia laicista vuelve a la carga con la retirada del crucifijos»</a>

REDACCIÓN HO.- Como hemos informado, el partido Chunta Aragonista, que presume de "trabajar por los ciudadanos desde la izquierda y el aragonesismo", presentará en el próximo municipal del Ayuntamiento de Zaragoza una moción para que se retiren los símbolos religiosos en los espacios municipales, como el crucifijo colocado en el salón de plenos cuando hay sesión. El portavoz del grupo municipal en el Consistorio, Juan Martín, anunció que reclamará además la “total separación entre el poder político y religioso y la neutralidad y aconfesionalidad de los poderes políticos”.

Sin embargo, respecto a un cuadro presente en el fondo del Salón de Plenos que también recoge una escena religiosa, ha matizado en respuesta a si se debería quitar que “aunque tenga una crucecita en una esquina no pasa nada porque no estamos para estos gastos”.

Desde el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) Pablo Rodríguez-Gimeno ha reclamado a Juan Martín y a su partido "coherencia": el OLRC no entiende -como no entendería nadie con un mínimo de sentido común-, por qué se deben quitar, según su criterio, unos símbolos y no otros.

Rodríguez-Gimeno interroga al señor Martín sobre por qué le molesta tanto que un símbolo que forma parte de la cultura española y europea, definitorio de sus raíces cristianas, esté presente y le recuerda que “la presencia de un crucifijo en el salón de plenos no obliga a nadie a creer en la religión cristiana”.

Por último, el OLRC pide a Juan Martín que dé explicaciones de por qué, a su parecer, la separación del poder político y religioso y la neutralidad y aconfesionalidad de los poderes político no se preservan en Zaragoza.

El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia es una plataforma creada en 2006 que defiende el derecho de los ciudadanos a participar en la vida pública sin ser difamados o discriminados por sus convicciones morales y religiosas. El OLRC es miembro del European Dignity Watch.