La Justicia ya ha visto las largas orejas de José Luis Lobo

La Justicia ya ha visto las largas orejas de José Luis Lobo

«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/43889-ho-presenta-querella-criminal-confidencial">HO presentará querella criminal contra "El Confidencial"</a>»
«BLOGS HO: <a href="http://www.outono.net/elentir/2012/02/02/el-confidencial-oculta-que-basa-su-libelo-en-una-denuncia-sobreseida/">El Confidencial oculta que basa su libelo en una denuncia sobreseída</a>, en "Contando Estrelas"»

REDACCIÓN HO.-  El Confidencial, diario digital que dirige de Ignacio Cardero publicó esta semana un libelo difamatorio contra varios movimientos cívicos, basándose en una denuncia de “padres católicos” contra los supuestos integrantes de una secta secreta, que de hecho ya había sido archivada y sobreseída hace meses, en sentencia firme (sin capacidad de recurso). Importante es significar que este dato lo ocultó El Confidencial a la hora de acusar, sin pruebas, a diversas personas y colectivos de formar parte de una organización secreta e ilegal. E incluso cuando le llovieron las rectificaciones, censuraba elementos de las mismas para ocultar fechas: a pesarde que el archivo se produjo en marzo de 2011,  y a pesar de tener ya el dato e incluso el número de referencia de la diligencia judicial, El Confidencial seguía sin mencionarlo. La verdad estropea sin duda esta campaña difamatoria, yb El Confidencial optaba por seguir ocultando a sus lectores datos clave que echan por tierra las fuentes usadas.

Pero hay más, como narra Elentir en su blog, Contando Estrelas: el redactor de la noticia, José Luis Lobo Pérez, ya tiene a sus espaldas varias condenas por difamación:

  • En 1996 el Tribunal Supremo condenó a José Luis Lobo por “tergiversar” una noticia en la que “no observó la debida diligencia en la comprobación de la veracidad de los hechos”. La noticia en cuestión fue publicada por el desaparecido diario El Independiente el 28 de marzo de 1990, y en ella acusaba a Fernando Múgica -asesinado por ETA en febrero de 1996- de haber sido denunciado por estafa. El Tribunal Constitucional rechazó el recurso de amparo presentado por Lobo en su Auto 295/1997, por publicar “informaciones deformadas” que “pueden perjudicar la convivencia en libertad”. Según el TC, en la información firmada por Lobo “se sesgó el significado de los hechos, lo que supone, como correctamente lo entendió el Tribunal Supremo, un incumplimiento de la diligencia exigible al informador, con repercusión en el derecho al honor de los afectados por la información así difundida”. La condena obligó a Lobo y a Pablo Sebastián -director de El Independiente en 1990- a pagar 10 millones de pesetas a la familia de Múgica.
  • En el año 2000, Lobo fue también condenado por el Tribunal Constitucional por otra información firmada por él en El Mundocomo señalaba el diario ABC el 11 de febrero de ese año. En aquella ocasión el TC en su Sentencia 021/2000, dictada el 31 de enero, condenó a Lobo por “un ataque al honor de las personas a las que se refería la noticia y sobre cuya veracidad no existía más prueba que las informaciones suministradas por fuentes indeterminadas”. El TC señaló que “imputar la comisión de un delito, no sólo puede suponer un descrédito en la consideración de la persona a la que se refiere, sino que, además, incide en su derecho a la presunción de inocencia”. La sentencia afirmaba, así mismo, que el periodista “vulneró el derecho al honor de los ahora recurrentes en amparo al haberles imputado un hecho constitutivo de delito”.
  • Además, según apuntaba El Confidencial Digital en agosto de 2011Lobo también ha sido condenado por “una agresión ilegítima en el honor” de un teniente coronel del Ejército, al que el periodista acusó, en una noticia firmada por él en El Mundo el 15 de mayo de 1995, de haber estafado un millón de euros destinados al rancho de la tropa. La sentencia, publicada el 18 de agosto por El Mundo en su página 34, consideraba que la noticia en cuestión era “información difamatoria” y se le imputó al militar unos hechos que los demandados “no han probado”, por lo cual el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Las Palmas de Gran Canaria condenó al diario, a Unidad Editorial y a José Luis Lobo a pagar 5 millones de pesetasal militar difamado.
  • Incluso tiene una condena por difamación en Francia. Hay que decir que Lobo no sólo acumula condenas por difamación en España: también en Francia. Según publicó el diario El Mundo el 9 de noviembre de 1996el Tribunal Correccional de París condenó a Lobo y a otros tres periodistas a pagar 350.000 francos (8.750.000 pesetas) por una información difamatoria referida al comisario francés Joel Cathalá.