La OMC celebra la reforma de la Ley y pide que se vuelva a recetar la PDD

La OMC celebra la reforma de la Ley y pide que se vuelva a recetar la PDD

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43805-ginecologos-derecho-vivir-califica-declaraciones-dr-sendin-como-decepcionantes-e-incoherentes">«Ginecólogos DAV: "las declaraciones del Dr. Sendín son decepcionantes e incoherentes"»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43768-defensor-menor-madrid-acoge-satisfaccion-reforma-ley-aborto">El Defensor del Menor acoge con satisfacción la reforma de la Ley del aborto</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43769-abortorios-y-feministas-critican-reforma-ley-aborto">Abortorios y feministas critican la reforma de la Ley del Aborto</a>»

REDACCIÓN HO / EP.- El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha expresado su satisfacción ante el anuncio realizado este miércoles por el ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, de reformar la Ley del Aborto, de modo que se exigirá el consentimiento paterno para las menores que decidan abortar. Asimismo, ha pedido al nuevo Gobierno que aborde también la modificación del uso de la pastilla del día después o postcoital.

"Tanto la exigencia del consentimiento paterno para abortar como la modificación del uso de la pastilla del día después, son los dos grandes vacíos que desde la OMC creemos que no quedaron bien resueltos y celebramos el anuncio de la resolución, al menos, de uno de ellos", ha afirmado.

Así, Rodríguez Sendín, en nombre de la organización que representa afirma su satisfacción por este anuncio. "Celebramos este anuncio que responde a nuestra petición en pleno debate de la ley, aprobada en marzo de 2010, porque se ha reconsiderado algo que para nosotros era un agujero importante, ya que la menor necesita apoyo claro y definitivo de alguien para tomar una decisión tan importante", afirma.

La organización médica siempre ha defendido esta postura, "porque el apoyo es más importante y menos peligroso que lo contrario". Por lo tanto, cree que "es mejor que esto se corrija y que la menor, que para eso es menor, ante un hecho tan traumático, sea acompañada o tenga el permiso, al menos, de uno de sus padres".

Por otra parte, para el presidente de la OMC, sería oportuno que el nuevo Gobierno aborde también la modificación del uso de la pastilla del día después, un asunto que preocupa a la organización, ya que considera que no puede seguir adquiriéndose en las farmacias sin prescripción facultativa.

"La venta no puede ser libre y debe establecerse la prescripción por los profesionales o, al menos, darla gratuitamente en los centros públicos con todas garantías para saber quién la toma y cuantas se toman y aprovechar, además, para hacer educación preventiva sobre el uso de otro tipo de cuidados", señala Rodríguez Sendín.

Durante la tramitación de la Ley del aborto, la OMC denunció públicamente y en el Parlamento que era un error conceder autonomía absoluta para abortar a las menores y expresó, entre otras cuestiones, la conveniencia e importancia de informar a los padres o tutores, para no privar a las menores que decidieran voluntariamente interrumpir su embarazo, de su consejo, apoyo y ayuda.

Esteban Rodríguez Martín, Presidente de la Comisión Deontológica de Ginecólogos por el Derecho a Vivir ha respondido a Rodríguez Sendín explicando que "el aborto es un crimen contra un inocente, se aborte con 16 años o con 25, consientan los padres o no, esté el niño en gestación sano o enfermo". Añade que "con la medida anunciada por Gallardon no se está defendiendo el derecho a seguir vivo de todos, solo se está restaurando otro derecho violado por la Ley Aido: el de patria potestad".

Según Esteban Rodríguez "la ley Aido y debe ser derogada por violar demasiados derechos fundamentales: el derecho a vivir, el mencionado derecho a la patria potestad, y derecho a la libertad de conciencia de unos ciudadanos vinculados por una profesión común".
 
Añade que "viola además ,como ya lo hizo la anterior ley de Gonzalez, varios tratados internacionales como la Convención Internacional de Derechos de las personas Discapacitadas o la Declaración Universal de Derechos Humanos" que dice en su artículo 6 que "todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de personalidad jurídica"
 
Explica que la vida de los seres humanos, desde su inicio, debe ser protegida por las leyes  antes y despues del parto en igualdad de condiciones sin discriminaciones por edad o por salud. Especial protección merecen aquellos que tendrian que nacer con el Sd Down que están siendo objeto de una caceria inhumana llegando al extremo de que los jueces condenan a los médicos cada vez que uno se escpa del cribado prenatal y nace.

Las declaraciones del Dr Sendín resultan decepcionantes e incoherentes viniendo de un médico que preside una institución sanitaria. El Dr Sendín debe recordar que el aborto no es un acto médico, como tampoco lo es la prescripción de una pildora potencialmente abortiva.El aborto intencionado supone la muerte de un ser humano y un daño para la mujer, sea esta menor de edad o mayor , esté acompañada por sus padres o no lo esté.

El Dr.Sendín debe cumplir con la obligación maracada en el articulo 3 del código deontológico que aprobaron con prisa y con secretismo el pasado mes de julio a espaldas de la inmensa mayoria de los colegiados. Ese artículo obliga a la OMC a "intentar de que se cambien las disposiciones legales que se opongan en cualquier forma a la deontología médica", como lo son todas aquellas prácticas o procesos que tiendan a facilitar la destrución de la vida humana a manos de un médico.¿ A qué espera la Institucion que preside el Dr.Sendín para emprender acciones legales contra las leyes abortistas?

Con estas declaraciones el Dr Sendín demuestra que no se cree que "el ser humano es un fin en sí mismo en todas las fases de su ciclo biologico desde la concepción hasta la muerte" tal y como reza el artúculo 51.1 del código deontologico, al pretender que los médicos receten farmacos que pueden eliminar la vida a partir de la concepción.

Tratar de evitar un aborto intencionado es un acto médico de gran dignidad humana y profesional que salva vidas y evita un drama a la mujer.Esto es lo que con firmeza debe proclamar el Dr Sendin como presidente de la OMC y lo que deben entender el Sr Gallardón y la Srª Mato.