Los uruguayos se rebelan contra la despenalización del aborto

Los uruguayos se rebelan contra la despenalización del aborto

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43048-uruguay-vota-despenalizacion-aborto">«Uruguay vota la despenalizacion del aborto»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/uruguay-reiteradas-argucias-parlamentarias-en-empeno-legalizar-aborto-14266">Uruguay: reiteradas argucias parlamentarias en el empeño de legalizar el aborto</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/senado-uruguay-da-si-inicial-despenalizacion-del-aborto-5864">El Senado uruguayo da un sí inicial a la despenalización del aborto</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/42969-uruguay-mientras-poblacion-envejece-manera-alarmante-se-promueve-aborto">Uruguay: mientras la población envejece de manera alarmante, se promueve el aborto</a>»

REDACCIÓN HO.-  En la última sesión de 2011, el Senado uruguayo dio en la noche del 27 de diciembre, tras un largo debate, su aprobación por 17 votos a 14 a la mal llamada Ley de Salud Sexual y Reproductiva .-la exportación del Proyecto Zapatero queda evidente hasta en los eufemismos-, que incluye la despenalización del aborto, que será libre en las 12 primeras semanas de gestación, una práctica que desde 1938 se consideraba delito, penado con tres a nueve meses de prisión. Fuera de este plazo, el aborto estará permitido en caso de "riesgo de vida de la mujer o riesgo grave de salud" (lo que se ha covertido allá donde se ha legislado así en todo un fraude de ley), y en caso de "malformación fetal incompatible con la vida extra uterina".

La iniciativa fue aprobada a las 21.35 (hora local) con los 16 votos a favor de la bancada del Frente Amplio (FA) al que se sumó el del nacionalista Jorge Saravia, único legislador de la oposición que respaldó la norma que despenaliza el aborto.  El senador colorado Ope Pasquet estaba de acuerdo con el proyecto de ley pero como su sector, Vamos Uruguay, lo declaró asunto político se abstuvo de respaldarlo. 

Los uruguayos dicen "NO" a la imposición del abortoEl proyecto –elevado por el conglomerado oficialista de izquierda Frente Amplio (FA) obtuvo los votos necesarios para su aprobación y así pasó a Diputados para su tratamiento en 2012.

En caso de que la Cámara de Representantes lo apruebe (sin objetar ningún punto de la iniciativa, porque de ser así debería de volver al Senado para ser tratado nuevamente), el proyecto se convertiría en ley, siempre y cuando no sea vetado por José Mujica, algo improbable en un presidente que ha mantenido una actitud muy diferente a la de su valiente y coherente predecesor,  Tabaré Vázquez, quien con su veto y sus renuncias personales sí supo defender la vida por encima de ideologías. El actual presidente, también socialista, no solo no ocultaba ya en campaña que daría vía libre a esta legislación antivida promovida por su partido, sino que en reiteradas ocasiones se ha mostrado reticente a utilizar ese instrumento e inclusive, en alguna oportunidad puntual, dijo que no vetaría una norma de este tipo, por más que era partidario de que se sometiera a un plebiscito.

La senadora frenteamplista Mónica Xavier, médica de profesión, arrancó la sesión informando sobre el proyecto de esta norma que prevé la legalización  del aborto como un derecho de la mujer, siempre y cuando  lo haga antes de las doce semanas de gestación.

Adoctrinamiento ideológico

El proyecto también se recibe con un fuerte rechazo por su parte relativa a la educación, violando el derecho de los padres como primeros educadores. Así, el texto ratificado en el Senado prevé un área de "educación y formación".

Poco después de Xavier habló Jorge Baraibar, senador perteneciente al FA. Baraibar se mostró contrario a la despenalización del aborto, pero dijo que no llevaría su idea a la hora de la votación, ya que se retiraría de sala y su lugar sería ocupado por su suplente, quien votó a favor, como también lo hizo el nacionalista Jorge Saravia, uno de los impulsores de la iniciativa, cuando integraba el FA.

En la oposición, la voz disonante fue la del también colorado Ope Pasquet, que se había mostrado de acuerdo con el aborto, pero en las últimas horas anunció que votaría en contra por disciplina de partido.

No se descarta el referéndum

Pero, a la luz de la inquietud y la preocupación que este tema genera en miles de uruguayos, se baraja ya la idea de someterlo a consulta popular. Durante la discusión que se desarrolló en la Cámara Alta en la jornada del martes, el senador oficialista Alberto Couriel -del Espacio 609-, apuntó a este asunto y dijo en su intervención que está a favor de promover un referéndum después de que se apruebe la despenalización del aborto, para que sea "el pueblo" el que decida. 

El legislador frenteamplista recordó que en el año 2008 presentó una solicitud en este sentido al ex presidente de Tabaré Vázquez, pero que su moción no obtuvo respaldo del jefe de Estado, quien sí vetó la iniciativa y con ello quedó enfrentado a gran parte de su colectividad política. 

En ese sentido, la Unión Cívica emitió el mismo martes un comunicado donde aseguró que en los próximos meses promoverá una campaña de regida de firmas, para tratar de anular mediante un plebiscito los efectos de la despenalización del aborto,entendiendo que temas de esta entidad y significación en la vida de las personas debe contarse con todo el cuerpo electoral, y no solo con los representantes electos.