Nigeria: Condena internacional a la matanza islamista de cristianos en Navidad

Nigeria: Condena internacional a la matanza islamista de cristianos en Navidad

Asesinadas al menos 40 personas en cinco ataques contra iglesias durante la Misa de Pascu. Los atentados llevan al país hacia la guerra civil. Llamamiento del Papa a la paz y condena desde la ONU.

REDACCIÓN HO.-   La Navidad ha sido especialmente trágica para los católicos de Nigeria.  La infamia y la matanza sectaria nacida del fanatismo islámico continúa fiel a su tradición: al menos 40 personas fueron asesinadas ayer y más de cien resultaron heridas en los cinco ataques perpetrados contra iglesias durante la Misa de Navidad. Ya el año pasado, los islamistas nigerianos del grupo Boko Haram llevaron a cabo varios atentados contra iglesias cristianas. Y esta vez han repetido los ataques con fuerza aún mayor.

"Estamos desbordados. No hay suficientes ambulancias para atender a todos los heridos y evacuar a los muertos", señalaba a ABC vía telefónica, Seyi Soremekun, portavoz de la Cruz Roja nigeriana, pocas horas después de conocerse el suceso. Según confirmó Yushau Shuaib, coordinador jefe de la Agencia Nacional de Emergencias, el primero de los atentados —cometido con un coche bomba— tuvo lugar en la iglesia Santa Teresa, en la ciudad de Madala, a las afueras de la capital, Abuja. Un templo que se encontraba a rebosar cuando se produjo la explosión. "La Policía asegura haber localizado a al menos veinte cadáveres. Sin embargo, cerca de doscientas personas todavía continúan desaparecidas", denunciaba a los medios locales el padre Christopher Barde, encargado del centro.

No fue un ataque aislado. Posteriormente, otros cuatro atentados llevaban la muerte al norte del país, de mayoría musulmana. En la ciudad de Jos, un agente de Policía perdía la vida en el ataque contra la iglesia del Monte de Fuego. Mientras, otras tres explosiones en la localidad de Damaturu, capital del estado norteño de Yobe y lugar de violentos enfrentamientos entre milicianos islamistas y el Ejército nigeriano, dejaban un balance de al menos tres muertos.

La autoría corresponde a la milicia islamista autodenominada Boko Haram —que viene a significar la educación occidental es pecado—, que no tuvo ningún reparo en reivindicarla. "Somos responsables de todos los ataques de los últimos días, incluida la bomba contra la iglesia de Madala", aseguró Abul Qaqa, portavoz del grupo rebelde. Este es un grupo terrorista con un largo historial. En diciembre de 2010, Boko Haram ya fue responsable de la muerte de al menos 86 cristianos en varios ataques sincronizados. Asimismo, la organización atentó el pasado mes de agosto contra la sede de Naciones Unidas en Abuja en un ataque que se cobró la vida de 24 personas. Solo en la última semana, los enfrentamientos entre miembros del grupo rebelde y el Ejército nigeriano causaron la muerte de al menos 68 personas.

Mensaje de Benedicto XVI

Desde el Vaticano, el Papa Benedicto XVI, en su Mensaje de Navidad Urbi et Or5bi, hacía un llamamiento para que se escuche la voz de los que no tienen voz:

"Que el Señor socorra a la humanidad afligida por tantos conflictos que todavía hoy ensagrientan el planeta. Él, que es el Príncipe de la Paz, conceda la paz y la estabilidad a la tierra en la que ha decido entrar en el mundo"

La Santa Sede condenó ayer la matanza como "una nueva muestra de la crueldad y del odio ciego y absurdo que no muestra ningún respeto por la vida humana, y busca provocar y alimentar más odio y confusión", según señaló el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi. Para Lombardi, la violencia sin sentido "no puede socavar la voluntad de convivencia pacífica y diálogo" en el país: "Estamos con los sufrimientos de la Iglesia y de todo el pueblo nigeriano, puesto a prueba por la violencia terrorista en estos días que deberían ser de alegría y de paz", destacó.

Condena internacional

El secretario general de Naciones Unidad, Ban Ki Moon, ha condenado "enérgicamente" los atentados de ayer. A través de un comunicado divulgado por su portavoz, Ban ha expresado "su solidaridad y sus condolencias al pueblo de Nigeria y a las familias que han perdido a sus seres queridos" en esta cadena de atentados. Además, el surcoreano ha reiterado su llamamiento "al fin de todos los actos de violencia sectaria en el país" y "su firme convicción de que ningún objetivo puede justificar el recurso a la violencia".

La persecución religiosa se suma al conflicto económico y el político

Sin embargo, en este conflicto el fanatismo religioso se enlaza también con la lucha por la posesión y explotación de tierras de cultivo entre cristianos y animistas, por un lado, y pastores musulmanes, por otro. Las causas de este rebrote islamista dividen a los expertos. Para el analista Okechukwu Osoba, «el terrorismo es la última muestra de la tradicional violencia religiosa que desde hace tiempo padece este gigante demográfico» (más de 167 millones de personas repartidas casi a partes iguales entre cristianos, sur, y musulmanes, norte).

El fanatismo de los islamistas más radicales, sin embargo, está muy presente en la violencia que azota al país. Desde que en 1999 se implantara la «sharia» (ley islámica) en doce estados de Nigeria, al menos 12.000 personas han muerto en choques religiosos y étnicos. De igual modo, el pasado mes de junio, el Comité Internacional de la Cruz Roja ya denunciaba que  al menos 16.000 personas habían huido del norte del país ante el incremento de la persecución religiosa en seis de los Estados musulmanes.

La disputa por la posesión de tierras no puede quedar al margen en este conflicto. Solo en 2010, cerca de quinientas personas —la mayoría, mujeres y niños— fallecieron en los ataques cometidos por ganaderos de la etnia fulani, de mayoría musulmana, contra los berom, una etnia sedentaria que profesa la fe cristiana. Unos incidentes en los que la lucha por la tierra cobra mayor importancia que las creencias religiosas. Aunque Boko Haram aprovecha este conflicto en su estrategia de intentar provocar una guerra civil religiosa que le ayude a cumplir sus objetivos.

A estos factores se suman por último las promesas incumplidas por el Gobierno, que se comprometió a que la Presidencia rotara entre el norte, de mayoría musulmana, y el sur cristiano. Pero el pasado mes de abril el cristiano Goodluck Jonathan fue reelegido con el 58% de los sufragios.

Para poder comentar esta noticia debes estar registrado en la comunidad HO o haber iniciado sesión.
Desde el rechazo a ese "odio sano a los cristianos" que algunos integristas musulmanes -y no sólo musulmanes- querrían implantar en España, mi pésame a las familias y amigos de esos muertos y heridos a los que no conozco, pero con los que comparto la fe en Jesucristo, cuyo nacimiento, y no otra cosa, conmemoramos en estos días.
Yo no veo la "alianza de civilizaciones" por ningun lado. Está visto que en donde predomina el islam ya no hay cabida para otras religiones pues tienden a imponerse. Esto me resulta por lo menos inquietante .

HazteOir.org

es una comunidad de ciudadanos activos que busca promover la participación de los ciudadanos en la política

EL MOVIMIENTO HO LO FORMAN

446.008

ciudadanos activos

1.849.924