Rajoy silencia la ley del aborto en su discurso de investidura

Rajoy silencia la ley del aborto en su discurso de investidura

«<a href="http://www.hazteoir.org/files/11.12.19_Discurso_Investidura.pdf">Discurso de investidura de Mariano Rajoy </a>»
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/42886-rajoy-reformas-en-educacion-pero-replantear-modelo" style="border-color: initial; color: #ff9900;">«Rajoy: reformas en educación, pero sin replantear modelo»</a>

REDACCIÓN HO.- Grandes silencios y falta de concreción en el discurso con el que Mariano Rajoy ha dado comienzo en el pleno del Congreso al debate de su investidura como presidente del Gobierno, comenzando por la ley del aborto, cuya derogación urgen los ciudadanos; un clamor que motivó el que se viera forzado a sacar este tema en campaña y que el PP se comprometiera a reformar la actual ley en su programa ante el 20N.

En materia de educación se ha centrado en los aspectos de cara a mejorar la calidad educativa, pero promete reformas sin cambiar el fondo: "No podemos permitirnos el lujo de replantear el modelo de nuestra educación al compás de cada cambio de Gobierno", ha sostenido. Ninguna referencia a EpC ni al adoctrinamiento ideológico o a otras amenazas a la libertad educativa como la de elección de centro; sí ha mencionado la libertad lingüística, pero no para garantizar, como había sostenido previamente Cospedal, sino para "promover" la "opción de educación trilingüe en las comunidades con lengua oficial".  Sí ha incido en la necesidad de reforma en la Universidad, en promover medidas frente al abandono escolar y a implantar un nuevo sistema nacional de acceso a la función docente "para atraer a la docencia a los mejores profesionales, y primando el mérito y la capacidad hay también que reconocer su autoridad".

Junto a ello, ha anunciado una reducción de costes en política energética, apostando por una política ambiental más allá de cumbres internacionales; la reforma "inmediata" de las televisiones públicas,  un Pacto por la Sanidad y ha dado tres meses para renovar el TC, ofreciendo diálogo.

Sin sorpresas, la gran protagonista de su discurso ha sido la economía. Pero también aquí las inconcreciones, que han dado pie a evaluar  al resto de grupos que este primer paso como orador en el debate se lo ha tomado Rajoy como mero trámite. Comenzando por recordar a las víctimas del terrorismo, el presidente electo se ha lanzado de lleno a la materia económica, pero sin deslizar grandes medidas; alguna excepción, como las pensiones, que han sido su único anuncio estrella y su único compromiso concreto de aumento de gasto, al anunciar que se van a revalorizar.

En esta materia ha citado Rajoy su compromiso de estabilidad presupuestaria, que será la primera ley que va a aprobar, según ha anunciadoy para acometer la reforma de las administraciones públicas de cara a su adelgazamiento, una reforma laboral "integral" y en el plazo de tres meses, y una reforma financiera, donde ha venido a decir que algunas entidades financieras tendrán que dejar de hacer trampas en el solitario y poner encima de la mesa cuál es su situación real, dejando caer que quizá puedan tener algunos bancos más ayudas de fondos públicos, que deberán abordar también nuevas fusiones, así como especial respaldo a las pymes y a los autónomos, que identifica como claves de la recuperación económica. También ha anunciado la recuperación del Ministerio de Agricultura y la presentación de un Plan Integral del Turismo.

Junto a ello, Rajoy se ha comprometido a reducir el déficit en 16.500 millones de euros, a cambios en materia fiscal relativas al IVA, Sociedades e IRPF, a "racionalizar" el calendario laboral para reducir los puentes y a "suprimir" las prejubilaciones, al tiempo que pone freno a la "práctica abusiva" que supone hacer de la prestación por desempleo un "mecanismo" de "prejubilación encubierta",

Sí que ha quedado claro que la situación económica precia de medidas inmediatas -la palabra urgente ha sido una de las más reiteradas por Rajoy-, apuntando a que va a haber una avalancha de leyes y decisiones, comenzando por el próximo 30 de diciembre en su primer consejo de ministros, donde su gobierno deberá decidir sobre pensiones y el salario de los funcionarios. Igualmente, constantes referencias al diálogo y a la "mano tendida" al resto de grupos.

Nada ha dicho tampoco, por ejemplo, sobre la próxima estructura de su gobierno, pese a que durante la celebración del Día de la Constitución avanzó que empezaría a dar a conocer aquí, diciendo también cuántos ministerios establecería, lo que no ha hecho.