La provincia argentina de Corrientes blinda el derecho a vivir

La provincia argentina de Corrientes blinda el derecho a vivir

Fruto de la exigencia cívica: el gobernador, Ricardo Colombi, firma el decreto que declara como "provida" a la provincia, fijando así su rechazo a la legalización del aborto.

REDACCIÓN HO.- En medio de la nueva embestida del lobby abortista que padece Argentina, el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, ha firmado el  decreto que declara como "pro-vida" a la provincia y fijó así su rechazo a la legalización del aborto, lo que constituía una reivindicación cíviva y un reclamo conjunto formulado por las Iglesias Católica y Evangélica,cuyas máximas autoridades se reunieron en el Encuentro Multisectorial y Ecuménico a Favor de la Vida. Horas antes del encuentro religioso, el gobierno hizo público el decreto 2.870, firmado por Colombi el pasado viernes. 

"Entre toda la sociedad hay que articular acciones que protejan la vida", dijo Colombi durante el encuentro religioso que se realizó en la noche del pasado 5 de diciembre, en el Club San Martín de esta capital.  El gobernador sostuvo que "todos los hombres y mujeres están llamados a ser parte de esta lucha", durante el evento en el que estuvieron el arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, los obispos de Goya y Santo Tomé, Ricardo Faifer y Hugo Santiago, y el representante de la Iglesia Evangélica local, Ignacio Telechea.  El mandatario provincial celebró el encuentro al destacar que "permite ratificar la unidad de todos los sectores políticos y religiosos". 

Colombi dijo que declaró a Corrientes "a favor de la vida" por "nuestra educación, padres, escuela, historia y valores" y destacó la presencia de jóvenes en el encuentro ,porque "no sólo los afecta esta cuestión (el aborto), sino también flagelos como el alcohol y las drogas". "Necesitamos una juventud sana y felicito a estos jóvenes que están por este camino", afirmó el gobernador, y pidió "poner voluntad y coraje para llevar adelante esta campaña y expresar una férrea defensa de la concepción de la vida". 

El decreto declara a "Corrientes como Provincia Pro-Vida, estableciéndose como política de Estado la defensa de la vida desde el momento de la concepción y de la familia". "La tutela efectiva del derecho a la vida desde su concepción es un deber primordial del Estado, por lo tanto, el niño por nacer goza plenamente de ese derecho y de su consecuente protección", manifestó el decreto en sus considerandos. 

La Comisión Arquidiocesana para el Año de la Vida, con las iglesias Evangélicas y entidades intermedias de la comunidad correntina, habían solicitado a Colombi que Corrientes fuera declarada formalmente como "Provincia Pro-Vida". 

Reiterado fracaso de las intentonas despenalizadoras 

El Congreso de la Nación fracasó en el intento de obtener un dictamen sobre la despenalización del aborto hasta las doce semanas de gestación.  El 3 de noviembre fuentes parlamentarias confirmaron que el dictamen surgido de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados no tenía el número de firmas necesarias para impulsar su tratamiento en el recinto.  En esa ocasión,  el presidente del bloque de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, no firmó el despacho, por lo cual la propuesta quedó con seis adhesiones, dos menos de las ocho que exigía como mínimo la habilitación del dictamen. 

El 10 de noviembre volvió a fracasar un nuevo encuentro convocado por el presidente de la Comisión de Legislación Penal, Juan Carlos Vega (CC), quien finalizará su mandato el viernes, para una reunión de las comisiones de Acción Social y Salud y de Familia, Mujer y Niñez con el objetivo de firmar un dictamen. 

El 14 de noviembre, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, arzobispo José María Arancedo, advirtió que la Iglesia no cederá en su lucha contra el aborto y reclamó un debate amplio con la intervención de académicos y científicos sobre "el derecho humano a la vida, desde la concepción".  Arancedo reveló en esa oportunidad que la presidenta Cristina Fernández le dio a entender que su posición es contraria a la despenalización del aborto, al referirse a la audiencia que mantuvo el 10 de noviembre en la Casa Rosada.