El recorte catalán de CiU llega a las guarderías de Barcelona

El recorte catalán de CiU llega a las guarderías de Barcelona

La subvención de la Generalidad para financiar el curso 2010-11 reduce en un millón de euros -200 euros menos por plaza- la cantidad prometida.

REDACCIÓN HO.- El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha ratificado este miércoles con los votos del Gobierno municipal de CiU y PP su aceptación de la subvención de la Generalidad catalana para financiar las guarderías en el curso 2010-11, que asciende a 7,86 millones de euros, uno menos de lo prometido.

En el debate, el concejal de Educación, Gerard Ardanuy (CiU), ha afirmado que no comparte "el hecho de no cobrar la integridad del importe que se había pactado con gobiernos anteriores", pero inicialmente la reducción era más fuerte, y aceptan la subvención para mantener el sistema.

Ante las críticas de buena parte de la oposición -han votado en contra PSC, ICV-EUiA y UpB, que integra a ERC-, ha defendido que no aplican recortes a las guarderías porque el Ayuntamiento asume lo que no financiará la Generalidad.

"La subvención tenemos que aceptarla porque sino el famoso modelo de excelencia que tanto pregonan se hunde", ha sentenciado, pese a que supone recibir 983.000 euros menos a lo comprometido por la Generalitat, 200 euros menos por plaza.

La portavoz del PP, Àngels Esteller, ha destacado que en los últimos años la financiación siempre ha sido inferior a lo prometido, y que los populares se abstenían mientras el Gobierno municipal formado por PSC e ICV-EUiA "siempre aceptó sin rechistar".

En concreto, Esteller ha afirmado que para el curso 2008-09 Barcelona recibió 2,2 millones menos, y el 2009-10, 2,3, pero ahora votan a favor porque "sino se perdería la subvención" y las familias no pagarán el ajuste ya que lo asumirá el Ayuntamiento.

Ricard Gomà (ICV-EUiA) ha criticado que gobierno y el PP cierren filas, ha reprochado a Ardanuy que aceptar el recorte es una bomba de relojería después de que este edil usara esta expresión en su día para el gasto en guarderías, y cree que "allana el camino" para concertar plazas.

Carmen de Andrés (PSC) ha considerado que supone un paso atrás en la lucha contra las desigualdades educativas, y Jordi Portabella (ERC) ha criticado que es un "grave error", y que haber rechazado la subvención podría haber dado margen para negociar una mejor.

El pleno también ha dado su visto bueno a perder 6,2 millones de euros de ayudas del Estado a la vivienda pública con el único voto en contra del PP, y que se suprimen tras la eliminación por decreto de la Ayuda Estatal Directa a la Entrada (Aede) contempladas en el plan estatal 2009-12.