"La mujer madre trabajadora aporta intangibles valiosos a la empresa y la sociedad"

"La mujer madre trabajadora aporta intangibles valiosos a la empresa y la sociedad"

La maternidad, la nueva commodity del siglo XXIEn el I Congreso Nacional de Embarazadas, la Fundación Madrina propone una Ley integral de apoyo a la mujer madre trabajadora y un salario base maternal.

REDACCIÓN HO.-  Como informáramos desde HO, este pasado fin de semana se ha celebrado el I Congreso Nacional de Embarazadas, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, patrocinado por la empresa NUK bajo la organización de Quantum Comunicación. Fundación Madrina ha participado con la ponencia: “Conciliación de la vida personal, laboral y familiar durante el embarazo: hacia una maternidad sostenible”, pronunciada por su presidente, Conrado Giménez.

Al Congreso asistieron modelos célebres, como la madre de gemelos Mabel Lozano, o la cantante Innocens, actualmente esperando su bebe de 5 meses y medio. Entre otros muchos asistentes conocidos, acudió la actriz y artista Lucía Bosé, madre del cantante Miguel Bosé. La inauguración del “I Congreso Nacional de Embarazadas”, corrió a cargo de María José Pérez-Cerezuela, Directora General de la Mujer de la Comunidad de Madrid y Rocío de la Hoz, directora de Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Madrid. 

Fundación Madrina: La maternidad, la nueva commodity del siglo XXI

España ha sido uno de los países occidentales que más ha crecido en los últimos 20 años, debido a la incorporación mayoritaria de la mujer al mundo del trabajo “feminización del trabajo” y al concurso de la “feminización de la migración”, que apoya este crecimiento económico y la “conciliación nativa”.

La Fundación Madrina propone que para salir de la crisis –la quiebra del estado de bienestar- hay que invertir en maternidad y formación, con el fin de contener el déficit de talento femenino, incrementar el valor por patentes, disminuir la dependencia por la baja tasa de natalidad y aumentar la riqueza económica y social. Según estudios de la Fundación, la maternidad aporta del 30 al 50% del PIB nacional, importándose el 16% de la maternidad.

Esta incorporación laboral “extraordinariamente creciente” de la mujer se ha realizado sin progresar en paralelo la “conciliación” de la misma, “sacrificando en la mujer la maternidad por el trabajo”, y provocando efectos colaterales adversos para la mujer y el Estado de bienestar, a) aumento de la dependencia debido a la menor tasa de natalidad –la más baja de occidente-, b) España es el país del mundo donde ser madre lo es a una edad más avanzada –por encima de los 30 años, cerca ya de los 40s-; y c) las mujeres adultas al no poder ser madres adoptan, convirtiéndose España en G2 de los países desarrollados en adopciones internacionales -, por detrás solo de EEUU, siendo el primero en Europa.

Para Fundación Madrina, el mundo occidental corre el riesgo de convertir la maternidad en una nueva “commodity” del siglo XXI”, es decir, en un “business”,  un negocio, al convertirse en un bien escaso y caro de conseguir.

La paternidad sigue premiándose, mientras que la maternidad sufre una penalización laboralde más del 50%, especialmente en madres con menores hasta 3 años - en términos de mejoras salariales y ascensos o mantenimiento de puestos de trabajo-.

La maternidad se ha convertido en un factor de exclusión laboral para la mujer, especialmente hasta que los hijos cumplen 3 años, por lo que “estamos perdiendo talento femenino, al aportar intangibles tan valiosos a la empresa y la sociedad como responsabilidad, productividad, madurez, creatividad y fidelidad, entre otros”. De hecho las principales corporaciones internacionales que encabezan ranking de competitividad mundial incorporan el mayor porcentaje de talento femenino en sus órganos de dirección.

Fundación Madrina propone

Propone una Ley integral de apoyo a la mujer madre trabajadora y un salario base maternal, solicitando que a) el trabajo doméstico y de dependencia -como consecuencia del cuidado de hijos menores dependientes- sea considerado un trabajo con derecho a cotización, prestación social y de pensiones; así como b) centros infantiles gratuitos de 0 a 3 años, con el fin de evitar la exclusión laboral de la mujer madre trabajadora; y c) se cree una nueva figura laboral que es el “trabajador/a con cargas familiares no compartidas”, con contratos especiales para ellas, aumentando el apoyo, la parcialidad y sostenibilidad laboral de los mismos.

Solicita igualmente un Gran Pacto Social para la creación de un Fondo Social que apoye la conciliación y el salario base maternal, a partir de contingencias comunes en las nóminas, y de impuestos directos sobre “commodities” – como gasolinas- o actividad económica –IVA-.

La UE ha publicado recientemente la Situación de la mujer madre trabajadora del 24.10.11, y recomendaciones de actuación, acogiendo la mayor parte de las 80 recomendaciones de conciliación que le propuso en su día la Fundación Madrina. Ahora, los países deben incorporar estas medidas, y especialmente España.

Fundación Madrina ofrece

la Fundación nace en el año 2000, siendo galardonada con el Primer Premio Nacional Solidaridad 2003 y Premio Marisol de Torres 2008. Entidad independiente de carácter “benéfico asistencial”, dedicada a la dignificación de la mujer y la infancia, de la madre y su maternidad, frente al abuso, violencia o desigualdad social. La Fundación está adscrita al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España, y a la AECID, como ONG de desarrollo. 

La Fundación colabora en iniciativas humanitarias de ayuda a la mujer, la familia y la infancia. Sus propuestas y programas de apoyo han sido expuestas en diversos parlamentos autonómicos, nacionales e internacionales, la Comisión de Igualdad y Género del Parlamento Europeo, así como en la Real Academia de Medicina de Cataluña.

En la actualidad está llevando a cabo el “Programa Madre” para acoger y acompañar a la mujer madre y adolescentes, embarazadas en dificultad y sin recursos, brindando apoyo y compañía, mediante madrinas, hogares madrina, hogares guardería y trabajo, para que puedan vivir autónomamente con sus bebés.

La Fundación, a través de su “programa madre”, genera la red social que le falta a la joven madre, desde los 13 hasta los 45 años, tanto con apoyo de profesionales como de voluntariado. Igualmente, posee un servicio de atención legal y psico-social para apoyar a la mujer madre con problemas laborales o de empleo por causa de su maternidad. A este servicio se accede desde web www.madrina.org/ayuda, email fundacion@madrina.org, o teléfono 902 323 329; o bien a través del recién creado servicio de atención www.mobbingmaternal.org.

Una iniciativa a la que se han acogido más de 4.000 mujeres y que ha atendido más de 133.000 llamadas telefónicas, 41.000 e-mails y 53.000 sms, creando un servicio de ayuda SOS integral en los teléfonos 902 323 329 y 91 449 06 90, y web www.madrina.org.

Para atender los casos de necesidad e información que reclamen las madres trabajadoras en dificultad, la Fundación ha creado un servicio web y telefónico que se puede acceder las 24 horas:  www.mobbingmaternal.org owww.madrina.org/ayuda y 902 323 329. Igualmente, se va a crear una red de abogados y psicólogos voluntarios, a nivel nacional, que atiendan estos casos especializados de mobbing maternal laboral.