Geron abandona la investigación con células madre embrionarias

Geron abandona la investigación con células madre embrionarias

La empresa líder en esta experimentación que atenta contra la vida y dignidad humanas dice que no es rentable. La noticia, 'escondida' en las páginas de Business (Negocios) de los diarios de Estados Unidos.

Buena noticia en defensa de la vidaREDACCIÓN HO/laiglesiaenlaprensa.com, Diego Contreras.- La noticia estaba “escondida” en las páginas de “Business” de los diarios que la publicaron (New York TimesWall Street JournalWashington Post). El caso es que Geron, la empresa líder en experimentación con células madre embrionarias, anunció que abandona el campo. No lo hace por motivos éticos (esa investigación implica la “producción” y destrucción de embriones humanos), sino por motivos económicos. Dicen que con la crisis hay que elegir y que sus investigaciones sobre cáncer son más rentables a corto plazo. 

Lo sorprendente es que anunciara la retirada cuando está en pleno ensayo clínico, aprobado en 2009, cuando la administración Obama suprimió los obstáculos puestos a este tipo de investigaciones por el gobierno de Bush. Una retirada tan repentina ha levantado cierta sospecha sobre si las verdaderas causas no serán otras. Pero aquí la prensa ha olvidado su  papel investigador y no sabemos nada más.

Después de haber insistido machaconamente durante años sobre las propiedades casi mágicas de los tratamientos que vendrían de inmediato como fruto de las investigaciones con células madre embrionarias, y después de haber tildado de freno para la ciencia cada vez que el Papa se refería a los problemas éticos de esta investigación…  Tal vez no sea correcto salir del escenario así, por la puerta trasera. La prensa no se puede conformar con reproducir el comunicado de prensa de la empresa cuando hay tantas preguntas en el tintero: ¿Son malos los resultados? ¿No hay inversores? ¿Tiene algo que ver el hecho de que Europa haya prohibido las patentes obtenidas con células madre embrionarias?

Es curioso que la noticia se haya anunciado días después de que se celebrara en Roma un congreso sobre células madre adultas (sin problemas éticos), fruto del mecenazgo científico de la Santa Sede, en el que se anunció que estaban en marcha 3500 ensayos clínicos de terapias obtenidas con este tipo de células.