Rajoy: "No tendré otros enemigos que el paro y el estancamiento económico"

Rajoy: "No tendré otros enemigos que el paro y el estancamiento económico"

Apela a la unidad de todos con una solidaridad necesaria sin mirarnos al ombligo como nación. "En los momentos decisivos, se decide el temple de los hombres y de los pueblos"

REDACCIÓN HO.- El hasta hoy, líder de la oposición en el Parlamento nacional y, desde esta noche el nuevo Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha comparecido ante la prensa, en lo que puede considerarse su primer discurso oficial.

Rajoy comenzó así: "Los españoles mediante su voto han decidido confiar el próximo gobierno al Partido Popular", ha recordado al comienzo de su alocución las dos llamadas recibidas tanto de Zapatero, como de Rubalcaba para felicitarle.

"Estoy plenamente decidido a ser el Presidente de todos, que gobernaré al servicio de España y de los españoles, procurando que nadie se sienta excluído de la tarea común. No habrá para mí otros enemigos que el paro, el déficit, el estancamiento económico y todo aquello que mantiene a nuestro país en estas duras circunstancias. Estamos en los momentos decisivos y es cuando se decide el temple de los hombres y de los pueblos"


Balcón de Génova"Para nadie es un secreto que vamos a gobernar en la más delicada hora en los últimos 30 años, no sólo vamos a darlo todo, sino que vamos a darlo con todos".

Prosiguió: "La legítima satisfacción que nos embarga por la victoria, y sobre todo en la obligación que hemos contraído especialmente con aquellos que se encuentran en circunstancias difíciles. Quienes viven de una pensión que apenas cubre sus necesidades más elementales. Les quiero dar un mensaje de cercanía, aliento y confianza. 

Pensaremos en ellos antes que en nadie a la hora de tomar decisiones. El orgullo se rescata a base de tomar riesgo, de innovar, de esfuerzo, de mérito, de preocuparse por los demás y de ser solidario. La nuestra es una gran nación, a veces, incluso las grandes naciones a veces se enredan en lo pequeño, subrayo la idea del esfuerzo común, de todos y para todos. Esfuerzo compartido y equitativamente compartido. 

Y somos una gran nación, entre otras cosas porque nuestra diversidad es fuente de grandeza y debe enriquecernos, pero debe anudarse a un principio solidario por encima de todo

Queremos ser grandes también, dentro de nuestro más amplio espacio de integración, la Unión Europea, la voz española tiene que volver a ser respetada en Bruselas y en Francfurt, dejaremos de ser un problema para volver a formar parte de la solución. El pueblo español se ha expresado alto y claro.

Hoy quiero convocar a todos, quiero contar con todos, en ese cambio me gustaría que pudieran confiar todos. No van a faltar ni las ganas, ni el entusiasmo, ni el compromiso. No va a haber milagros, no los hemos prometido. 

Confío en que el trabajo, la seriedad y la constancia que son los principios que me han acompañado a lo largo de mi vida, servirán a que pronto veamos los frutos".

El balcón del triunfo

Tras la rueda de prensa, el líder del PP se ha dirigido al balcón de la sede popular en la calle Génova.

Al grito de "tú sí vales", un Mariano Rajoy contento y con mucha tranquilidad se ha dirigido a las miles de personas congregadas en la calle Génova, celebrando el triunfo de su candidato.

A sus militantes

"Ya veo que estáis muy satisfechos y muy contentos, es muy legítimo y yo también estoy muy contento y muy satisfecho. Han sido años difíciles, hemos pasado por momentos que a lo mejor no nos hubiera gustado pasar...", así ha comenzado Mariano Rajoy sus palabras en medio de gritos de los presentes. "Tú sí que vales" "que viva España" y un Rajoy y sus principales acompañantes de partido mudos en el balcón. "España es una gran nación" ha respondido el líder en respuesta a los gritos de la gente.

"Yo, mañana por la mañana estaré ya aquí trabajando. La tarea que tenemos por delante no va a ser fácil y estoy convencido que España va a estar donde todos queremos que esté, a la cabeza de Europa". 

Antes de este mensaje en el balcón de la sede de la Calle Génova, Rajoy analizaba así su victoria en su primera comparecencia ante los medios al confirmarse el resultado: